Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Conocimiento sobre Infecciones de Transmisión Sexual en estudiantes de la Escuela Municipal San Martín Cuchumatán

Resumen: Se realizó un estudio observacional descriptivo longitudinal prospectivo al cual se le aplicó una técnica de intervención educativa con el objetivo de promover conocimientos sobre Infecciones de Transmisión Sexual (I.T.S.) en alumnos de la Escuela Municipal San Martín Cuchumatán (Departamento Huehuetenango) durante el período de Mayo a Octubre de 2005
3,349 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Dr.Jorge Osvaldo Mandina Llerena y Otros Autores
Página
Resumen 
Introducción 
Objetivos 
Método y Metódica 
Recursos Humanos y Materiales 
Análisis y Discusión de los Resultado 
Conclusiones 
Recomendaciones 
Referencias Bibliográficas 
Anexos 

RESUMEN
Se realizó un estudio observacional descriptivo longitudinal prospectivo al cual se le aplicó una técnica de intervención educativa con el objetivo de promover conocimientos sobre Infecciones de Transmisión Sexual (I.T.S.) en alumnos de la Escuela Municipal San Martín Cuchumatán (Departamento Huehuetenango) durante el período de Mayo a Octubre de 2005. El universo quedó constituido por los 60 estudiantes del nivel básico de la escuela, a los que se aplicó una encuesta diseñada al efecto que permitió recopilar los datos primarios, que se evaluaron antes y después de aplicar el programa educativo. El grupo estuvo formado por adolescentes entre 12 y 20 años con predominio del sexo masculino, etnia maya y estado civil soltero. Inicialmente se evidenció un bajo nivel de conocimientos sobre las I.T.S. y se logró un incremento significativo del nivel cognoscitivo (p<0.05) luego de la intervención educativa. La información se procesó de forma computarizada con ayuda del paquete estadístico Epi Info versión 2002. Se representó la información en tablas y gráficos, utilizando el porciento como medida de resumen de las variables, el porciento de variación como medida de comparación y se analizaron las diferencias estadísticas mediante la prueba de McNemar con un nivel de significación estadística de p<0,05. Los resultados se compararon con la información obtenida y los hallazgos de otros autores según bibliografía consultada, lo que nos permitió arribar a conclusiones y emitir recomendaciones.

INTRODUCCIÓN 
“Toda planta y animal que se reproducen sexualmente pueden contraer Infecciones por Transmisión Sexual (I.T.S.)...” (1). Desgraciadamente, mucha gente cree que la Infección por Transmisión Sexual se trata de un asunto moral, y para muchas personas es difícil hablar acerca del tema. Pero la vergüenza puede afectar el juicio, hasta descuidar la salud individual o de pareja. (1)

En la especie humana, el sexo expresado y compartido constituye no solo un medio de procreación sino un sistema de comunicación. En el comportamiento sexual influyen factores tales como la “personalidad individual”, la clase social y la moral vigente en el entorno social y familiar (2,3). Actualmente la pubertad se inicia en edades más tempranas que en generaciones anteriores, mientras que los matrimonios tienen lugar en edades más tardías. Esta tendencia contribuye al aumento del embarazo no deseado en adolescentes y mujeres solteras, también incrementa la posibilidad de contraer una I.T.S.; lo que acarrea situaciones adversas para la salud y puede culminar en una disfunción sexual e inmunodeficiencia la que supuestamente puede ocasionar la muerte. (4,5)
Se conoce como Infección de Transmisión Sexual a las enfermedades que se transmiten generalmente por contacto sexual, o donde este cumple un papel importante. (6)

Se trata de un grupo de problemas de salud de origen infeccioso que se transmiten mediante las relaciones sexuales de persona a persona. Son también conocidas como Enfermedades Venéreas y es preciso tener en cuenta que su frecuencia está aumentando por los cambios en los estilos de vida y costumbres sociales ocurridos en los últimos tiempos. (1) 

Hasta hace poco, se empleaba el término de Infecciones Venéreas que comprendía cinco enfermedades: Blenorragia, Sífilis, Chancro blando, Granuloma Inguinal y Linfogranuloma Venéreo. No es hasta 1980 que este fue sustituido por uno más amplio, a partir de los conocimientos alcanzados, englobando todas las enfermedades donde la transmisión sexual tiene importancia epidemiológica. (7,8)

Las I.T.S. son tan antiguas como la humanidad misma y han constituido un flagelo social que ha ocasionado daños físicos y morales de incalculables dimensiones. Como causa frecuente de enfermedad en el mundo, si bien la magnitud exacta de este problema no está bien determinada, una de cada cien personas hace por lo menos una nueva consulta anual al respecto. (9,10) 

Las más frecuentes son la Gonorrea o Blenorragia, la Sífilis, los Condilomas Acuminados o Verrugas Genitales, el Herpes Genital, la infección por el VIH/SIDA y diversas Infecciones de la Uretra, del Cérvix Uterino o de la Vagina producidas por otros microorganismos (Clamidias, Trichomonas, Cándidas...).
Existe otro grupo de enfermedades que pueden transmitirse también mediante las relaciones sexuales como es el caso de la Hepatitis B, la Pediculosis Genital (Pedículis Pubis) y la Escabiosis.

Potencialmente toda la población joven y adulta está expuesta, pero son de especial riesgo aquellas personas que cambien de pareja sexual con cierta frecuencia y no adopten las medidas de prevención adecuadas.

El tratamiento precoz es fundamental, ya que cuanto antes se realice, menor probabilidad habrá de que conlleve a problemas permanentes. Todas las I.T.S. pueden ser controladas, además el diagnóstico y el tratamiento son accesibles a programas gubernamentales. Para conseguir ayuda se puede acudir a la Atención Primaria de Salud, a especialistas en Ginecología y Obstetricia, Dermatología y Urología. También se puede solicitar en Centros de Planificación Familiar y Centros Especializados en Infecciones de Transmisión Sexual como Líneas de Ayuda. En el caso que se diagnostique una I.T.S., es importante avisar a la pareja o parejas con quienes se hayan mantenido relaciones sexuales recientemente, informarles de la enfermedad que se tiene y de la posibilidad que puede haber de contagio, aunque no tengan síntomas. “Prevenir es el mejor modo de evitar”. (1,11) 

Ya cuando parecía que las I.T.S. habían dejado de ser un problema de salud, surge una nueva enfermedad que se convirtió en un gran peligro para la humanidad, llegando a ser una de las epidemias más graves de los últimos siglos.

Es a inicio de los 80 (1983) que en Francia es descubierto por el profesor Luc Montagner y luego en Estados Unidos por el profesor Roberto Gallo, el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (V.I.H.), el cual es responsable de una de las pandemias más devastadora de la historia de la humanidad, la cual pone en peligro la supervivencia de esta: el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (S.I.D.A.) término al que se llega por un acuerdo internacional en 1986. (12)

La Organización Mundial de la Salud (O.M.S.), reporta que en el mundo se presentan cerca de 250 000 000 de casos nuevos de cada año. Una de cada 20 personas que habitan nuestro planeta padece alguna Infección de Transmisión Sexual anualmente (9). Se ha estimado que más de 33 000 000 de adultos y cerca de 3 000 000 de niños han sido infectados con el V.I.H. El 70% de estos casos ocurren en África, según datos de la O.M.S. los adolescentes representan alrededor del 20% de la población y el 50% de ellos contraen una I.T.S. al año (13,14,15). Además se estima que el 80% de las personas con S.I.D.A. tiene entre 20 y 30 años, lo que significa que contrajeron esta enfermedad cuando eran adolescentes. (14) 

Anualmente en América Latina se reporta una alta incidencia de I.T.S. Guatemala es un país que no escapa a la situación mundial que se vive actualmente, ya que al igual que en el resto del planeta se reporta cada año un incremento del número de casos. Según el Ministerio de Salud y Asistencia Social los Departamentos más afectados son Guatemala, Quetzaltenango y Suchitepequez (16, 17, 18,19). Siempre debemos tener en cuenta que la mayoría de los países de América Latina y el Caribe reconocen elevados subregistros que oscilan entre el 30 y el 70 %. (19)

Según los datos del Área de Salud del Departamento de Huehuetenango durante el año 2004 se reportaron un total de 1243 casos de I.T.S. y desde Enero hasta Octubre del presente año se han reportado 1119 casos, lo que demuestra que existe un alza de estas enfermedades en el Departamento, pues el número de casos registrados hasta Octubre de este año casi iguala al total de casos del año anterior (20). Específicamente en nuestro Distrito de Salud durante el pasado año hubo un total de 79 casos de I.T.S. (21) Estos datos indican la necesidad de implementar acciones de promoción y prevención de salud encaminadas a disminuir la incidencia de las I.T.S. en la población, fundamentalmente dirigidas a los adolescentes que constituyen uno de los grupos de edades más vulnerables a causa de los cambios biológicos y psicológicos que ocurren en esta etapa, por lo que es en esta dirección hacia donde debe encaminarse el mayor esfuerzo. (22) Teniendo en cuenta estos aspectos nos sentimos motivados para la realización de esta investigación. 

OBJETIVOS
GENERAL:

Promover conocimientos sobre Infecciones de Transmisión Sexual en alumnos de la Escuela Municipal San Martín Cuchumatán. Mayo-Octubre 2005.

ESPECÍFICOS: 

1. Caracterizar a los alumnos según las variables: edad, sexo, estado civil y etnia. 

2. Identificar el nivel de conocimientos previo sobre las I.T.S. 

3. Aplicar el programa de intervención educativa de acuerdo a las necesidades de aprendizaje detectadas.

4. Determinar el nivel de conocimientos sobre I.T.S. después de aplicado el programa educativo. 

MÉTODO Y METÓDICA
Se realizó un estudio observacional descriptivo longitudinal prospectivo al cual se le aplicó una técnica de intervención educativa con el objetivo de promover conocimientos sobre Infecciones de Transmisión Sexual en alumnos de la Escuela Municipal San Martín Cuchumatán, Departamento Huehuetenango, en el período comprendido entre Mayo y Octubre del 2005. 

Universo 
El universo de estudio fueron los 60 estudiantes del nivel básico de la escuela, representando el 100 por ciento de los adolescentes objeto de estudio, los que cumplieron con los siguientes criterios:

Criterios de inclusión: 
Adolescentes que brindaron su consentimiento informado (Anexo 1) con aprobación de sus padres para participar en la investigación.

Criterios de exclusión: 
Quedarían excluidos aquellos estudiantes que tuvieran más de una ausencia a los encuentros, y aquellos que por su estado de salud no fuera posible la recolección de información y la asistencia a las actividades programadas. En nuestro estudio no fue necesario excluir a ningún estudiante.

Metódica:
La investigación fue subdividida en tres etapas: Diagnóstico, Intervención y Evaluación Final.

Etapa de Diagnóstico:
Se estableció la comunicación con la dirección del centro para solicitar la participación de los estudiantes, lo que quedó validado a través de un documento que fue firmado como constancia de su disposición a participar en el estudio (Anexo No.1).

Para realizar la investigación se procedió a la actualización del autor en técnicas educativas y participativas que se utilizaron para facilitar la asimilación y aprendizaje de los temas que se impartieron. Se tuvo la responsabilidad de aplicar una prueba piloto en otro grupo de estudiantes con características similares fuera de este municipio, para comprobar la claridad de la confección de la encuesta.

Para darle cumplimiento a los objetivos No 1 y 2, se aplicó la encuesta (Anexo No 2) en el primer encuentro, lo que caracterizó el grupo e identificó el nivel de conocimientos que poseían sobre I.T.S., esto permitió definir los temas que se impartieron teniendo en cuenta las necesidades de aprendizajes detectadas. El cuestionario fue aplicado por el autor lo que permitió la aclaración de las dudas surgidas en relación a los términos o definiciones empleados. 

Para caracterizar el grupo se operacionalizaron las variables de la forma siguiente:
Edad: Se analizó basado en los siguientes grupos:
12 - 14 años, 11 meses y 29 días.
15 - 17 años, 11 meses y 29 días.
18 - 20 años, 11 meses y 29 días.

Sexo: Masculino y Femenino.
Etnia: Ladino o Maya
Estado Civil: Consideramos soltero(a) y casado(a).

El cuestionario constó de 12 preguntas, de las cuales 8 estuvieron relacionadas con las I.T.S. y se evaluaron según instructivo de evaluación (Anexo 3).
Etapa de intervención
Para dar cumplimiento al objetivo No 3, se procedió a aplicar el programa educativo elaborado al efecto (Anexo No.4) con seis temas escogidos:
¿Que son las ITS?
Sintomatología y vías de transmisión.
Conductas sexuales riesgosas.
Formas de prevención y control.
Comportamiento ante la sospecha de una ITS.
Impacto social de las ITS.

El universo de estudio se dividió en tres subgrupos de 20 estudiantes cada uno para facilitar la aplicación y desarrollo de técnicas participativas – comunicativas: lluvia de ideas, lectura eficiente, dramatizaciones, discusión grupal, charla educativa, entre otras.

Las actividades se realizaron en tres ciclos desarrollados en seis semanas, recibiendo cada subgrupo 6 actividades de 45 minutos cada una, con frecuencia semanal, por 1 mes y medio. 

Etapa evaluativa
Al concluir el programa educativo se aplicó la misma encuesta con las mismas características de la evaluación inicial (Anexo No 2), seis semanas después de haber culminado la intervención educativa, determinando el nivel de conocimiento alcanzado por los participantes, cumpliendo con el objetivo No 4. 

TÉCNICAS Y PROCEDIMIENTOS

De obtención de la información.
El autor aplicó una encuesta, previamente sometida a una prueba de pilotaje, que comprobó la claridad de su confección.
Su evaluación por temas permitió recopilar la información sobre los conocimientos antes y después de aplicar la intervención educativa.

De procesamiento de la información.

La información se procesó en forma computarizada para lo cual se creó una base de datos en una computadora Pentium IV, utilizando el sistema estadístico Epi Info versión 2002, el porcentaje como medida resumen de las variables estudiadas y el porciento de variación como medida de comparación mediante la fórmula:

% de variación = Diferencia / valor actual – anterior x 100
                                   Valor Anterior

Los resultados se mostraron en tablas y gráficos de distribución y frecuencia y de datos de asociación. 
Las diferencias estadísticas de las variables categóricas se analizaron mediante la prueba de McNemar con un nivel de significación de p<0.05.
Técnica de discusión y síntesis de los resultados.

Los resultados se analizaron utilizando la información previa del autor y tutor del trabajo. 
A través de la justificación de los objetivos y de la información científica, aportada por estudios nacionales e internacionales consultados, se emitieron conclusiones y recomendaciones.

Se acotó la bibliografía según el sistema de Vancouver. 

Control semántico 

Adolescentes: se consideran, en este estudio, los jóvenes comprendidos entre los 12 años y los 20 años, 11 meses y 29 días de edad.
Infecciones de Transmisión Sexual (ITS): Constituyen un grupo de entidades que a pesar de trasmitirse por contacto sexual tienen otras vías de transmisión. (23)
Vía de transmisión: Constituye los modos en que un agente biológico puede ser trasmitido a partir de su reservorio. (23)

Programa educativo: Sistema de actividades diseñadas como instrumento para el trabajo en grupos con el objetivo de crear un clima socio-psicológico que favorezca la realización de una actividad determinada. (24)

Intervención: Acción que produce un efecto o que se intenta para alterar el curso de un proceso patológico.
La intervención educativa se concibe como "el conjunto de técnicas para informar y facilitar la reflexión acerca del estilo de vida, las relaciones interpersonales y la crianza de los hijos.".Dicha intervención va dirigida a la modificación de estilos de pensamientos, creencias y puntos de vistas, que conforman el componente cognitivo de las actitudes. (24, 25,26)

Promoción: Proporcionar a los pueblos los medios necesarios para mejorar su salud y ejercer un mayor control sobre la misma. Para alcanzar un estado adecuado de bienestar físico, mental y social, un individuo o grupo debe ser capaz de identificar y realizar sus aspiraciones, de satisfacer sus necesidades y de cambiar o adaptarse al medio ambiente. Es un concepto positivo e integral que no se preocupa por una enfermedad específica sino por ganar en salud independientemente de que se esté sano. (25,26)

Prevención primaria: Nivel de prevención que tiene el propósito de limitar o evitar la aparición de la enfermedad, mediante el control de los factores causales o de riesgo: predisponentes o condicionantes. (25,26)


Recursos Humanos y Materiales:
Recursos humanos

Un Especialista en Primer Grado en Medicina General Integral como tutor. 
Un Especialista de Primer Grado en Epidemiología, Master en Salud Ambiental, Profesor Instructor, como asesor.
Un Residente de Medicina General Integral como autor.

Recursos materiales
Local apropiado
Material de oficina
Computadora Pentium 4
Impresora Canon IP 1000. 
Sistema Operativo Windows.
Materiales impresos: carteles y folletos.

ANALISIS Y DISCUSION DE LOS RESULTADOS.

El incremento a nivel mundial de la morbilidad por las Infecciones de Transmisión Sexual (I.T.S.), es una enorme e importante preocupación para la salud pública. No solo es un gran peligro para la humanidad en el nuevo milenio, sino que causa problemas de salud en todas las edades siendo los adolescentes el grupo más vulnerable. (27,28)

Numerosos estudios han demostrado que existe una estrecha relación entre el conocimiento sobre una enfermedad y el comportamiento del individuo ante la misma, la cual cobra mayor importancia al tratarse de las I.T.S., en las que juega un papel primordial la prevención (29, 30,31). Al realizar este trabajo pudimos constatar la importancia de este estrecho vínculo y a continuación mostramos nuestros resultados.

Tabla 1. Distribución de los estudiantes según edad y sexo. Escuela Municipal San Martín Cuchumatán. Mayo - Octubre 2005. 

En nuestro estudio hay un predominio del sexo masculino (56.7%) con respecto al femenino (43.3%). La diferencia entre los grupos de edades 12 – 14 años (41.7%) y 15 – 17 años (40.0%) resulta ser de solo un estudiante. La minoría de los encuestados (18.3%) oscila entre los 18 y 20 años de edad.

Debido al bajo nivel promedio de educación en grados en Guatemala se observa que la juventud tiene poca prioridad en el sistema educativo. La suma de esto con el grado de pobreza que existe da como resultado que no se corresponda la edad de los educandos con el nivel que están cursando, encontrándose además estudiantes por encima de esas edades. Estos resultados están en correspondencia con otros estudios realizados a nivel nacional y con las características económicas y sociales de este territorio a la vez que coinciden con los hallazgos de otros autores en diferentes países del área. (32, 33, 34, 35,36) 

Los adolescentes son un gran segmento de la población que sigue aumentando. En la actualidad una de cada cinco personas en el mundo se encuentra en la etapa de la adolescencia. Más de la mitad de la población mundial tiene menos de 25 años y en gran parte, las necesidades referentes a la salud reproductiva de este grupo han sido negadas o han sido tratadas como un aspecto indistinguible de los problemas de la salud infantil. Se han descrito en Guatemala algunas características socioculturales asociadas a la infección por I.T.S., entre las que se enumeran los comportamientos de riesgo, la inequidad de géneros, la violencia sexual, el machismo y la falta de autonomía de las mujeres para tomar decisiones sobre su sexualidad, así como el déficit de acceso a los servicios de prevención.(14,15,32)
La sexualidad de los adolescentes es un tema sensible en todas las culturas y religiones, las mismas logran influir en sus conductas sexuales y toma de decisiones pudiendo en algunos casos influir negativamente en la prevención de las ITS, por ejemplo: el rechazo al uso del condón en las relaciones sexuales que con frecuencia encontramos en la población indígena. (16) 

Debemos señalar que durante la adolescencia, los jóvenes desarrollan la identidad que tendrán como adultos, se orientan hacia su madurez física y emocional, y se vuelven económicamente independientes. Si bien suele ser una época de buena salud, muchos adolescentes a menudo cuentan con menos información, experiencia y facilidades para acceder a servicios de salud. (37) 

Tabla 2. Distribución según etnia. Escuela Municipal San Martín Cuchumatán. Mayo - Octubre 2005. 


La tabla 2 muestra que el grupo étnico predominante es el maya representado por 39 estudiantes (65.0%), lo que es característico de casi todo el departamento de Huehuetenango, factor que pudiera influenciar por su cultura y costumbres características.

Actualmente, son pocos los establecimientos escolares del área urbana que no tienen programas en materia de Educación Sexual. En tanto, en el sector rural (donde mayormente asiste la población maya) son muy escasos los establecimientos escolares que desarrollan programas para tratar estos temas y no más de un 10% de los profesores de enseñanza básica y media tienen capacitación al respecto (los capacitados se concentran en el sector privado). A esto se suma la centralización de los servicios de salud en las áreas urbanas a la vez que existe un déficit de cobertura de estos servicios en el área rural. (16,38) De ahí que la posibilidad de orientación para los jóvenes por personal calificado es casi nula.

Tabla 3. Distribución según estado civil. Escuela Municipal San Martín Cuchumatán. Mayo - Octubre 2005.

De los 60 estudiantes que participaron 57 eran solteros (95%), lo cual está en relación con la edad de los mismos. Es importante destacar que esta condición favorece conductas sexuales de riesgo, sobretodo en el sexo masculino. Se estima que uno de los grupos poblacionales más afectados en la transmisión de las I.T.S. lo constituyen los jóvenes solteros, pues es aquí donde se ha detectado el mayor número de casos. 

En los últimos años la revolución sexual se ha caracterizado por el inicio de las relaciones sexuales antes de los 14 años, en uno y otro sexo (31). Estudios realizados en Cuba señalan que más del 60% de los adolescentes que acuden a la consulta infanto-juvenil inician sus relaciones sexuales entre los 15 y 16 años generalmente antes de contraer matrimonio. (3)

Es posible que los adolescentes solteros de Guatemala y otros países de Centroamérica sientan renuencia o incluso hostilidad por parte de los adultos al tratar de obtener la información sobre salud reproductiva que necesitan. Por lo tanto, podrían presentar un mayor riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual y otras consecuencias de salud que pudieran afectar su futuro y el de sus comunidades por muchos años. (25, 39, 40)

Tabla 4. Conocimiento sobre concepto de I.T.S. antes y después de la intervención educativa. Escuela Municipal San Martín Cuchumatán. Mayo - Octubre 2005. 


En los inicios de la investigación solo 13 adolescentes (21.7%) tenían alguna información acerca del concepto de las I.T.S. y luego de la intervención esta cifra se cuadruplica logrando que la mayoría tuviera conocimiento del tema. Resultados estadísticamente significativos con un valor de p < 0.05 y un 300% de variación.
En nuestras revisiones bibliográficas no encontramos estudios precisos acerca del conocimiento, del concepto como tal, de I.T.S. Sin embargo según nuestra experiencia de trabajo en la comunidad y con grupos jóvenes hemos podido comprobar que este es casi nulo y nos atrevemos a aseverar que lo mismo ocurre con poblaciones adultas. 

Luego de este análisis se demuestra una vez más que la educación es fundamental para una buena salud sexual, de ahí la importancia de desarrollar programas bien diseñados para jóvenes que tomen en cuenta los diversos factores que inciden en sus vidas, lo que concuerda con trabajos realizados por diferentes autores. (41, 42, 43,44)

Tabla 5. Conocimiento sobre tipos de I.T.S. antes y después de la intervención educativa. Escuela Municipal San Martín Cuchumatán. Mayo - Octubre 2005. 


Al comenzar el estudio 38 estudiantes (63.3%) no tenían información acerca de los diferentes tipos de I.T.S. Posterior a nuestra intervención educativa solamente 7 adolescentes (11.7%) no alcanzaron estos conocimientos. Esto representa un porciento de variación de 140.9% y estadísticamente resultó altamente significativo (p< 0,05).

La educación sexual que reciben los estudiantes guatemaltecos acerca de los tipos de I.T.S a través de la escuela es muy poca, si tenemos en cuenta que transcurren en ésta la mayor parte de su tiempo. Lo mismo ocurre en otros países latinoamericanos por lo que coincidimos con otros autores que plantean la necesidad de hacer llegar oportunamente la información que les permita regular y autodirigir manifestaciones de una sexualidad sana. (45,46)

En la medida que los jóvenes conozcan las diferentes formas de presentación de estas enfermedades y sean capaces de identificarlas, mejor será su preparación para mantener una adecuada conducta preventiva al respecto. (23)

Esto refuerza la necesidad de llevar a cabo acciones educativas y preventivas en la comunidad y la escuela, y desplegar estrategias que prioricen este segmento de población para que perciba el riesgo a que está expuesto, mejore el conocimiento y actitud sexual que se traduzca en sexualidad responsable.

Tabla 6. Conocimiento sobre síntomas de I.T.S. antes y después de la intervención educativa. Escuela Municipal San Martín Cuchumatán. Mayo - Octubre 2005. 


Como podemos observar existía una escasa información sobre el tema antes de aplicar la intervención, ya que sólo 19 estudiantes (31.7%) contestaron bien esta pregunta al iniciar el estudio, mientras que al finalizar la intervención 49 (81.4%) fueron capaces de responder correctamente. Se obtuvo un porciento de variación de 157.8 % y los resultados fueron estadísticamente significativos (p< 0,05). 

Diferentes estudios señala que las I.T.S. se diferencian del resto de las enfermedades transmisibles por estar situadas en el núcleo de la vida sexual humana, y asociadas, según sean las culturas, a las ideas de pecado, perjuicios y carga emocional (46), algo similar ocurre en Guatemala, en especial en la zona de los Cuchumatanes en el departamento Huehuetenango. 

Es paradójico que, no obstante los notables progresos en materia de diagnostico y tratamiento, estas enfermedades constituyen todavía un desafío para la salud pública por su tendencia al incremento así como por la presencia de numerosos portadores sin síntomas, sobre todo del sexo femenino así como por el período de transmisión. Las principales razones del relativo fracaso, obedece al descuido e inadecuado enfoque epidemiológico y a la falta de comprensión integral de un complejo problema en su contexto social, cultural y emocional. Por ello es imperativo examinar y comprender la gama de factores condicionantes que intervienen en las enfermedades venéreas. Esto complica aún más los programas de atención, porque se necesitan intervenciones particulares para la detección de las personas asintomáticas o desconocedoras de su afección. (11)

Tabla 7.Conocimiento sobre vías de transmisión de I.T.S. antes y después de la intervención educativa. Escuela Municipal San Martín Cuchumatán. Mayo - Octubre 2005. 

Al analizar el conocimiento que tienen los estudiantes sobre las vías de transmisión de las I.T.S. antes y después de la intervención (tabla 7), se pudo apreciar que 17 estudiantes lograron identificarlas correctamente al inicio, para un 28.3% y 43 no lo lograron para un 71.7%. Luego de realizada la intervención 49 estudiantes (81.7%) respondieron correctamente y solo 7 (18.3%) continuaron sin poder hacerlo. Esto nos da un porciento de variación de 188.2% y estadísticamente resultó ser altamente significativo (p<0,05). 

Los estudios hechos al respecto en Guatemala coinciden con los realizados en otros países del área en que más del 97% de las I.T.S. incluyendo el V.I.H. /S.I.D.A. se transmiten por relaciones sexuales sin protección, y en particular la heterosexual. Se ha dado a conocer a nivel internacional que estas enfermedades constituye un problema de salud pública en los países de Latinoamérica debido a la ignorancia y la poca percepción de riesgo que existe en la población en general. Se conoce que el contacto sexual es la primera vía de infección de estas enfermedades y por ello se recomienda el uso correcto y sistemático del condón, como una de las medidas más efectivas para la prevención de las I.T.S. en la población. (47,48)

Se pueden señalar como otros hechos importantes: la progresiva feminización de la epidemia de V.I.H. /S.I.D.A., el sexo entre hombres y la persistencia de una relación hombre - mujer por encima de 3:1. (11)

Tabla 8. Conocimiento sobre factores de riesgo de I.T.S. antes y después de la intervención educativa. Escuela Municipal San Martín Cuchumatán. Mayo - Octubre 2005. 


Podemos apreciar en la tabla 8, gráfico 1, que sólo 19 estudiantes (31.7%) conocían los factores de riesgo de I.T.S. al inicio del estudio y después de la intervención educativa llegaron a conocerlos 52 (86.7%), lográndose un alto por ciento de variación (173.6%) con resultados estadísticamente significativos (p<0.05). 

Los resultados obtenidos en la etapa inicial no se corresponden con estudios similares realizados en nuestro país donde la medicina tiene como objetivo fundamental la prevención, elemento que contrasta con la medicina curativa que se practica en Guatemala. Trabajamos sobre la base de que para reducir las I.T.S. es preciso, entre otras cosas, poseer conocimientos sobre los factores de riesgos, lo que sin dudas permitirá implementar acciones de prevención frente a las mismas. (49)

Las I.T.S. representan una proporción sustancial de la carga total de enfermedad en la población latinoamericana pues exhibe una alta prevalencia debido al desconocimiento de los factores de riesgos por la deficiente orientación en las instituciones escolares y en el hogar como hemos señalado anteriormente. (13,37)

Tabla 9. Conocimiento sobre prevención de I.T.S. antes y después de la intervención educativa. Escuela Municipal San Martín Cuchumatán. Mayo - Octubre 2005. 

Fuente: Encuesta 
% de Variación: 172.2%
Valor de p: < 0.05

Según los resultados que muestra la tabla 9, gráfico 2, podemos observar que existía un bajo nivel de conocimientos sobre este tema porque solamente 18 estudiantes tenían conocimientos al inicio del estudio, representando el 30%. Mientras que al finalizar la intervención 49 estudiantes, para un 81.7% fueron capaces de contestar correctamente, alcanzándose un porciento de variación de 172.2% y los resultados fueron estadísticamente significativos (p<0,05).

El desequilibro que se manifiesta en las estructuras sociales, económicas, políticas y culturales de los pueblos, es considerado como la causa principal el desconocimiento. (18,19)

La prevención constituye el elemento esencial para cambiar o disminuir los comportamientos de alto riesgo de contagio de I.T.S. (32). Los resultados que muestra Guatemala se corresponden con otros estudios a nivel internacional. En un análisis descriptivo sobre sexualidad y conocimiento de las Infecciones de Transmisión Sexual en estudiantes de 5to año de educación secundaria, en Maracaibo, Estado Zulia (Venezuela) se demostró que el 38% de la población escolar esta sexualmente activa; que un 72% no utiliza protección contra las I.T.S., y que solamente el 30% de la población tiene conocimientos sobre la prevención de las mismas. Esta investigación, esta relacionada con nuestro estudio debido a que se considera el conocimiento de la población adolescente sobre las I.T.S., factor de suma importancia en su control y prevención. (40)

La educación es la influencia ordenada y voluntaria ejercida sobre una persona para su formación o desarrollo; Es un ingrediente fundamental en la vida del hombre y la sociedad y apareció en la faz de la tierra desde que apareció la vida humana. Es la que da vida a la cultura, que permite que el espíritu del hombre la asimile y la haga florecer, abriéndole múltiples caminos para su perfeccionamiento. De ahí que se utilice para promover la adopción de prácticas sexuales seguras y para ayudar a aquellos que están expuestos al riesgo de infección por las conductas de otros. (11,12)

Tabla 10. Conocimiento sobre conducta a seguir frente a I.T.S. antes y después de la intervención educativa. Escuela Municipal San Martín Cuchumatán. Mayo - Octubre 2005. 

Según los resultados expuestos en la tabla, al aplicar la encuesta inicialmente, de los 60 estudiantes objeto de estudio sólo 22 (36.7%) conocían la conducta que debían adoptar frente a una I.T.S., mientras que una vez concluida la intervención 52 (86.7%) respondieron esta pregunta correctamente. Obteniéndose un porciento de variación de 136.3%, lo cual resultó altamente significativo (p<0,05).

Se ha denominado a nivel mundial a la falta de atención que se presta a estas enfermedades "la cultura del silencio", a pesar de sus obvios efectos negativos y de que son prevenibles, diagnosticables y tratables. Esta "cultura del silencio" creada alrededor de las I.T.S. es uno de los factores más importantes a superar para su mejor prevención y tratamiento. (50)

La dificultad de controlar las I.T.S. radica en que las prácticas sexuales están profundamente arraigadas en la vida diaria y en la cultura de las comunidades. (49) Así mismo existen todavía tabúes que impiden que se traten estos temas abiertamente en algunos casos por considerar este tema vergonzoso o deshonroso, por temor a ser rechazados, por falta de confianza en los demás o simplemente por desconocimiento. Esto impide que se tome una conducta correcta ante la sospecha de una I.T.S. poniendo en riesgo no solo su salud sino también la de su pareja sexual. Basados en la teoría de que la falta de conocimientos puede guardar relación con una actitud negativa y una conducta peligrosa, se debe tratar de fomentar los conocimientos en campos en que se haya mostrado que estos son deficientes. (51)

Tabla 11. Conducta social frente a enfermos de I.T.S. antes y después de la intervención educativa. Escuela Municipal San Martín Cuchumatán. Mayo - Octubre 2005. 

Inicialmente 37 estudiantes (61.7%) tenían una conducta social negativa ante una persona con una I.T.S. Una vez terminada nuestra intervención sólo 10 mantuvieron esta conducta, y de forma alentadora 50 (83.3%) manifestaron una conducta positiva ante estos enfermos. Estos resultados arrojan un porciento de variación de 117.3%, lo que resulta estadísticamente significativo (p<0.05).

Aún así es necesario continuar trabajando en aras de transformar la mentalidad de los jóvenes de Huehuetenango respecto a las I.T.S., debido a la existencia de factores que influyen negativamente en este sentido como la idiosincrasia de la población, las costumbres y creencias religiosas, el bajo nivel cultural y la existencia de tabúes relacionados con la esfera sexual. Esto sin lugar a dudas nos ayudará a prevenirlas.

Fairehil (1968) y Dishbein (1985) coinciden en que actitud es una conducta adquirida o aprendida, a reaccionar en pro o en contra de algo o alguien. En torno a esta idea, se puede decir que la postura que adopten los miembros de la familia a favor o en contra de las Infecciones de Transmisión Sexual será determinante en su multiplicación.

Alfaro y otros (1999) realizaron un estudio descriptivo transversal con una muestra de 1108 adolescentes que cursaban estudios de secundaria en la ciudad de La Habana, con el objetivo de explorar criterios sobre las personas que adquieren una Infección de Transmisión Sexual. La información se obtuvo mediante una entrevista estructurada y elaborada para tales fines. Se encontró que más de la mitad de los entrevistados consideró que las infecciones de transmisión sexual eran de personas inmorales y de ambientes marginales, muchos piensan que las I.T.S. son estigmatizantes, avergonzantes y las ven como algo deshonroso; al 

mismo tiempo puede considerarse un tema prohibido (30). Afortunadamente esos criterios erróneos han ido variando gracias a nuestro empeño de educar fundamentalmente a los jóvenes en tal sentido.
El personal de salud debe tener en cuenta que para trabajar adecuadamente con pacientes con I.T.S. debe tratarlos con respeto y tener una actitud abierta y positiva hacia ellos. (11)

Tabla 12. Conocimiento general sobre I.T.S. antes y después de la intervención educativa. Escuela Municipal San Martín Cuchumatán. Mayo - Octubre 2005. 


La tabla 12 y el gráfico 3 muestran el comportamiento de forma general de los conocimientos sobre I.T.S., para lo cual se evaluó la puntuación total del cuestionario antes y después de la intervención educativa (Anexo No. 3)

Al analizarlos encontramos que de un total de 60 estudiantes que participaron en el estudio solamente 17 (28.3%) tenían conocimientos generales sobre el tema antes de aplicar el programa educativo. Sin embargo después de este logramos que 52 (86.7%) conocieran las respuestas, lo que indica que se produjo un incremento en el nivel de conocimientos sobre I.T.S., obteniendo un porciento de variación de 205.8%, resultado que fue altamente significativo (p< 0.05).

Esto demuestra la eficacia de la aplicación de técnicas de educación para la salud aún cuando las poblaciones son de bajo nivel cultural. Nuestros resultados se corresponden con los obtenidos por otros autores, de diferentes países, en estudios similares donde también se aplicaron técnicas de intervención sobre este tema en adolescentes. (23, 39, 48,49)

Si bien, el bajo nivel de conocimientos sobre las I.T.S. que encontramos al aplicar la encuesta inicialmente fue alarmante, resultó muy alentador el incremento del mismo que se detectó al realizarla nuevamente una vez culminada la intervención educativa. Esto demuestra sin lugar a dudas que aunque la labor de orientación de los responsables de salud en las comunidades es insuficiente, no todo está perdido y en la medida que seamos capaces de hacer llegar a los adolescentes de esas aldeas información, asesoramiento y orientación sobre temas tan importantes como este, será que podremos lograr cambios positivos en cuanto a la adopción de conductas sexuales saludables y la identificación y prevención de los factores de riesgo.

Aunque los resultados obtenidos no constituyen una garantía de que estos adolescentes mantengan un comportamiento sexual saludable, si son un paso de avance. Se ha demostrado que solamente actuando sobre la esfera cognoscitiva se puede modificar la conducta y lograr cambios en el modo y estilo de vida de los pueblos.
Se ha visto que los jóvenes son más vulnerables porque se exponen con más frecuencia a factores o conductas de riesgo. La labor educativa está muy relacionada con este tema, de ahí la importancia del implemento de acciones en este sentido. (3) Afortunadamente el uso del preservativo y el control de la promiscuidad se reconocen como métodos de prevención eficaces. (50)

Esto nos indica el reto que tenemos por delante los trabajadores de la salud, quienes además necesitamos del concurso de todos los sectores de la sociedad para que el éxito futuro se traduzca en una disminución de la incidencia de las I.T.S. incluido el V.I.H./S.I.D.A. (48)

En Cuba la realidad es alentadora, los avances de las ciencias y el conocimiento acumulado aportan más esperanzas. La labor de los médicos y paramédicos como asesores de salud será necesaria de forma permanente, y para ello además de conocer y poseer información, deben estar abiertos al diálogo, influyendo positivamente en la población, ayudando a tomar decisiones sanas. Tenemos nosotros la última palabra. Esta es la razón de la Colaboración Médica Cubana en el exterior; extender a los pueblos necesitados como Guatemala, servicios de salud de excelencia que incluye actividades de Promoción, Prevención, Curación y Rehabilitación de Salud, las cuales desarrollamos fundamentalmente en las comunidades que por ser más pobres, son más vulnerables. 

CONCLUSIONES

1. Predominó el grupo de edades de 12 – 14 años, el sexo masculino, la etnia maya y el estado civil soltero.
2. Se demostró que antes de aplicar la intervención educativa existía un bajo nivel de conocimientos sobre las I.T.S.
3. Una vez terminada la intervención educativa se logró un incremento significativo (p<0.05) en los conocimientos de los estudiantes sobre las I.T.S.

RECOMENDACIONES

Fomentar el desarrollo de actividades de promoción y educación para la salud en las comunidades, fundamentalmente aquellas relacionadas con las I.T.S.
Utilizar al máximo la posibilidad que brindan los medios de comunicación y difusión masiva para aportar información sobre las I.T.S.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1) Franciscus A., Porter L., PlanneParenthood, junio 2005 (2); 1-5.
http://www.plannedparenthood.org/STI/infecciones_index.html 
2) Zulvago PL, Soto VC y Jaramillo VD, Comportamiento sexual y problemas de salud en adultos jóvenes, Universidad de Antioquia, 1996, Bol. Oficina Sanitaria Panamericana 2000, 119 (3): 212-222.
3) Lugones Botell M, Hernández P, Peraza Boza O, Acosta Jiménez M, La consulta de infanto-juvenil en función de la educación sexual. Rev. Cubana MED Gen Integr 1999; 15 (2): 184 – 90.
4) Et al. Enfermedades de transmisión sexual. Causa, transmisión, riesgos y prevención en Obstetricia y Ginecología infanto-juvenil, su importancia. Cuba: SOCUDEF, 1999; 35-45.
5) Et al. Enfermedades de Transmisión sexual. Causa, transmisión, riesgos y prevención en Obstetricia y Ginecología Infanto Juvenil, su importancia. Cuba: SOCUDEF, 2000; 36, 45.
6) OMS. Atención a pacientes con enfermedades de transmisión sexual. Serie de informaciones técnica, 1999; 810.
7) Pérez GR, Alegret RM, Sanchez BR, et al. Búsqueda de un programa de promoción para reducir las enfermedades de transmisión sexual. Rev. Cubana de Higiene y Epidemiología.2001; 34 (2): 71-80.
8) De la Literatura Mundial. Medicamentos para las Enfermedades de Transmisión Sexual. Rev. Cubana MED Gen Integr 1997; 13 (4): 385 – 400.
9) García RR, Brea Cat: Concepciones y comportamiento sexual en un grupo de adolescentes atendidos por el médico de la familia. Rev. Cubana MED Gen Integr 1998; 13 (2):13 – 126.
10) Lims, LCS, Prem EMD y Lim IV. como anda educacao sexual dos jóvenes. Rev. Brasileira Enfermagen 1999; 4 (2): 12-131.
11) Col de autores. Pautas para el tratamiento de las ITS. 2001: pp. 14 -15.
12) MSPAS. Manual de orientación en VIH/SIDA. Programa Nacional de SIDA. Unidad ITS/VIH/SIDA. Guatemala 2002.
13) Informe anual conjunto de Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Noviembre de 2002.
14) Guía para la capacitación de personal de salud para la prevención de ITS / VIH / SIDA. MSPAS. Guatemala. 2002
15) MSPAS. Manual de orientación en VIH/SIDA. Programa Nacional de SIDA. Unidad ITS/VIH/SIDA. Guatemala 2002.
16) Núñez A, Fernández V. Exclusión social y VIH en Guatemala. Cuadernos de Desarrollo Humano, 2001-10.
17) Reporte nacional de la notificación de personas con SIDA. Acumulado de 1984 al 30/4/2004. MSPAS. Guatemala. Noviembre/2004.
18) ONUSIDA /OMS (2003). Situación de la epidemia de SIDA 2003. Ginebra, ONUSIDA /OMS.
19) ONUSIDA (2004). Informe sobre la epidemia de SIDA 2004. Ginebra, ONUSIDA.
20) Memoria de Informática y Vigilancia Epidemiológica. Indicadores Básicos de Análisis de Situación de Salud. Área de Salud Huehuetenango. Guatemala. 2004.
21) Memoria de Informática y Vigilancia Epidemiológica. Indicadores Básicos de Análisis de Situación de Salud. Distrito de Salud # 2. Huehuetenango. Guatemala. 2004.
22) Valenzuela Ms, Herid J, Monris L y López MI. Encuesta de salud reproductiva en adultos jóvenes de gran Santiago. Bol of Saint Panam 1999; 112 (1).
23) Hernández J, Toll J. Intervención educativa sobre sexualidad y enfermedades de transmisión sexual. Rev. cubana MED Gen Integr 2000; 16(1): 39-44.
24) Dueñas Becerras J. Educación para la salud: bases psicopedagógicas Rev. Cubana Educ. MED sup. 1999; 13(1):92-8.
25) Síntes A. Temas de Medicina General Integral. Vol. I. Editorial Ciencias Médicas. La Habana 2001:43, 171.
26) Louro B. I: La intervención educativa. Folleto. Facultad de Salud Pública. Ciudad de La Habana, 1995:1 
27) Heredia Hernández B, Velazco Boza A, Cutié León E, Álvarez Pineda AB. Enfermedades de Transmisión Sexual y su relación con el embarazo. Rev. Cubana Obstet y Ginecol 1998; 24 (1): 28 – 33.
28) Herrera V, Rodríguez L, Febles L, Gómez J. Incidencia de la Sífilis durante el embarazo Rev. Cubana MED Gen Integr 1997; 13 (4): 352 – 8.
29) Osa J de la. Un vistazo al SIDA. Granma 1997; 32 (1): 3.
30) Cortés Alfaro A., García Roche R., Hernández Sánchez M., et al. Encuesta sobre comportamientos sexuales riesgosos y enfermedades de transmisión sexual en estudiantes adolescentes de Ciudad de la Habana. Rev. Cubana de MED. Trop. 1999; 51(2): 120-4.
31) Cortés Alfaro A, Del Pino Chivás A, Sánchez Rodríguez M, Alfonso Valiente A, Fuente Abreu J. Comportamiento sexual, embarazo, aborto y regulación menstrual en adolescentes de tecnológicos de Ciudad de la Habana. Rev. Cubana Obstet y Ginecol 1999; 25 (1): 34 – 8.
32) Programa Nacional de Control y Prevención de ITS/VIH/SIDA. Guatemala, Mayo 1999.
33) Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social de Guatemala (2003). Estudio Multicéntrico Centroamericano de Prevalencia de VIH/ITS y Comportamientos en Poblaciones específicas en Guatemala. Ciudad de Guatemala, Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social. Mayo.
34) Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social de El Salvador (2003). Estudio Multicéntrico Centroamericano de Prevalencia de VIH/ITS y Comportamientos en Poblaciones específicas en El Salvador. San Salvador, Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social. Abril.
35) Ministerio de Salud de Costa Rica (2003). Situación del SIDA en Costa Rica, 2003. Presentación. San José, Ministerio de Salud.
36) Secretaría de Salud de México (2003). Situación epidemiológica del VIH/SIDA en México en el año 2003. Cuidad de México, Secretaría de Salud.
37) Ministerio de Salud de Brasil (2003). Boletín Epidemiológico SIDA, 17(1). Brasilia, Ministerio de Salud de Brasil.
38) Et. al. Control de las enfermedades transmisibles. O. P. S 17 Edition. 1999 Pp.:582-590.
39) Ministerio de Salud de Brasil (2001). La contribución de los estudios multicéntricos frente a la epidemia de VIH/SIDA entre UDIs en Brasil: 10 años de pesquisa y recolección de datos. Brasilia, Ministerio de Salud de Brasil.
40) Ministerio de Salud y Desarrollo Social de Venezuela (2003). Registro de infecciones de transmisión sexual en los servicios del país, 1998-2002. Caracas, Ministerio de Salud y Desarrollo Social.
41) Boletín sobre el Ministerio de Salud de Argentina (2003). SIDA en la Argentina. Año X Núm. 22. Buenos Aires, Ministerio de Salud. Octubre.
42) Ministerio de Salud de Panamá (2004). Situación epidemiológica del VIH/SIDA en Panamá. Presentación. Agosto.
43) Ministerio de Salud de Nicaragua (2004). Programa nacional de prevención, atención y control de las ITS/VIH/SIDA. Presentación. Agosto.
44) Programa Nacional de SIDA Ecuador (2002). Situación Epidemiológica. Reporte para la reunión epidemiológica americana. Cartagena, Colombia.
45) Secretaría de Salud de Honduras (2004). VIH/SIDA en Honduras. Antecedentes, proyecciones, impacto e intervenciones. Presentación. Tegucigalpa, Secretaría de Salud.
46) Secretaría de Salud de Honduras (2003). Estudio Multicéntrico Centroamericano de Prevalencia de VIH/ITS y Comportamientos en Mujeres Trabajadoras Comerciales del Sexo en Honduras. Tegucigalpa, Secretaría de Salud. Enero.
47) Impacta Salud y Educación 28 – 09 – 2005 (Cesar Nureña)
J Acquir Immune Defic Synde. 2005 Set; 40: 57 – 64.
48) Díaz Alonso G, Ramírez Fernández R. La mujer y la infección por virus de inmunodeficiencia humana. Rev. Cubana Obstet y Ginecol 1996; 22 (2):102 –12.
49) García Lahera C., Álvarez Yabor V., Lozano Lavernia M. ¿Qué saben nuestros estudiantes acerca de las enfermedades de transmisión sexual? Rev. Cubana de Hig. y Epidemiol. 2001; 39(1): 47-51.
50) Asturias L. El papel de los medios de comunicación en la problemática del VIH/SIDA en Guatemala. SIDA Ahora 1999; 2: 24 – 6.
51) García Hernández T, Rodríguez Ferra R, Castaño Hernández S. Efectividad de las técnicas participativas en los conocimientos de adolescentes sobre Enfermedades de Transmisión Sexual. Rev. Cubana Obstet y Ginecol 1999; 15 (2): 184 – 15.

Anexo No. 1 
CONSENTIMIENTO INFORMADO:

Yo, ___________________________________________, estoy de acuerdo en participar de forma voluntaria en la investigación titulada: “Conocimiento sobre Infecciones de Transmisión Sexual en estudiantes de la Escuela Municipal San Martín Cuchumatán Mayo – Octubre de 2005”.
· Se me ha explicado que este estudio tiene como objetivo educar a la población sobre las Infecciones de Transmisión Sexual y conocer el nivel de conocimiento sobre las mismas.
· Se me informó sobre la necesidad de participar en todas las actividades planificadas. 
· En caso de no desear continuar en la investigación puedo voluntariamente retirarme de ella, sin que esto constituya motivo de represalia.
· Se me aplicará una encuesta anónima de preguntas que he de responder con la mayor sinceridad posible.
· Mi participación es voluntaria, por lo cual y para que así conste, firmo el presente consentimiento informado junto al médico que me brinda las explicaciones.
A los ________ días del mes _____________ de 2005.

Firma del participante: _______________

Nombre del médico: Dr. Eduardo Rojas Sifontes

Firma: ______________

Anexo No. 2

Estimado adolescente: usted esta participando en una investigación médica, se le realizará esta encuesta con el objetivo de determinar sus conocimientos sobre las Infecciones de Transmisión Sexual, la misma es anónima y solo será utilizada para una investigación en este tema, por lo que agradeceremos su cooperación.
Encuesta.

1.Edad: _____ años
2. Sexo: Masculino _____ Feminina ____
3. Etnia: ladino _____ maya_____
4. Estado civil: Casado (a) ____ Soltero (a) ____ 
5. Señale con una X, ¿Qué entiende usted por Infección de Transmisión a Sexual? 
a) ______Incluye un grupo de entidades que se transmiten solo por contacto sexual.
b) ______Son aquellas entidades que además de transmitirse por contacto sexual, pueden tener otras vías de transmisión.
c) ______Son aquella que se transmiten por juegos sexuales.
6. De las siguientes enfermedades cuales usted considera una Infección de transmisión sexual, marque con una X.
a) Sífilis _____
b) Tuberculosis ____
c) Condiloma Acuminado _____ 
d) Quiste de Ovario____ 
e) Lepra _____ 
f) VIH-SIDA_____
g) Infección Urinaria____
h) Blenorragia ______ 
I) Guardia ______ 
j) Hepatitis B____
7. ¿Cuáles de los síntomas que se relacionan a continuación corresponde a una infección de transmisión sexual? Marque con una X las respuestas correctas.
a) Dolor de estómago _____ 
b) Flujo vaginal maloliente ____ 
c) Dolor de cabeza _____
d) Secreción de pus por la uretra _____ 
e) Ulcera en los órganos genitales ____ 
f) Ardor al orinar ____ 
g) Tos, coriza y falta de aire ____ 
h) Verrugas en los genitales____ 
i) Sangramiento Vaginal_____

8. Teniendo en cuenta las siguientes formas por las que pueden trasmitirse estas enfermedades. Seleccione marcando con una X, las que usted considere se corresponden con Infecciones de Transmisión Sexual.
a) A través del beso____
b) Compartiendo el uso de artículos personales_____
c) Por transfusiones de sangre sin control sanitario____
d) A través del agua ____ 
e) Por jeringuillas y agujas contaminadas _____ 
f) Relaciones sexuales desprotegidas ____ 
g) Por vía respiratoria ____ 
h) A través de la madre al hijo durante el embarazo o parto____
i) A través del aire ____
j) Por la leche materna ____
9. ¿Cuáles de las siguientes conductas o situaciones considera de riesgo para contraer una Infección de Transmisión Sexual?
a) ___ Cambiar frecuentemente de pareja. 
b) ___ Tener relaciones sexuales casuales desprotegidas.
c) ___ Mantener una relación estable y fiel.
d) ___ Tener relaciones sexuales frecuentes con su pareja formal. 
e) ___ Antecedentes de haber tenido una Infección de Transmisión Sexual.
f) ___ Uso habitual de condón.
g) ___ Tener relaciones sexuales ocasionales con personas del mismo sexo.
h) ___ Alcoholismo o drogadicción. 
i) ___ Tener bajo nivel cultural o educacional. 
j) ___ Abstinencia sexual. (No tener relaciones sexuales).
10. De las siguientes variantes, seleccione marcando con una X, cuáles considera importantes en la prevención de las Infecciones de Transmisión Sexual.
a) Uso del preservativo o condón ____
b) No teniendo relaciones sexuales _____ 
c) Lavado frecuente de los órganos genitales _____ 
d) Tomando antibióticos ____
e) Teniendo pareja estable ____ 
f) Mediante juegos sexuales _____
g) Uso de jeringas estériles y por personal entrenado ____.
h) Mediante inyecciones de control familiar____ 
i) Informarse y capacitarse acerca de las Infecciones de Transmisión Sexual____
11. De las siguientes propuestas, marque con una X cuáles usted considera una conducta correcta ante la sospecha de haber contraído una Infección de Transmisión Sexual.
a) ____Suspender las relaciones sexuales hasta tanto no estés seguro de no tener una Infección de Transmisión Sexual.
b) ____Iniciar tratamiento con antibióticos por su cuenta.
c) ____Consultarlo con tu pareja.
d) ____Uso del preservativo.
e) ____Acudir inmediatamente al médico.
f) ____Aseo adecuado de los genitales.
g) ____Consultar con el amigo más cercano.
h) ____Realizarse exámenes de laboratorio recomendados por un 
Facultativo. 
12. De los siguientes enunciados cuáles usted considera una conducta social adecuada ante enfermos de una Infección de Transmisión Sexual.
a) ____ Se lo merecen por ser personas pervertidas 
b) ____ Si no nos protegemos corremos los mismos riesgos que ellos.
c) ____ No debemos relacionarnos con ellos pues pudiéramos 
Contagiarnos.
d) ____ Es cuestión única de los médicos la mejoría o cura de ellos.
e) ____ Nunca me pasaría lo mismo que a ellos.
f) ____ Debemos ayudarlos y comprenderlos pues son seres 
Humanos necesitados de apoyo.
g) ____ Son personas que pudieron haberlo evitado y ahora las cosas 
Son más difíciles.
h) ____ Junto a ellos podemos evitar que otras personas se enfermen.

Anexo No. 3

Instructivo para la evaluación de la encuesta.
Las preguntas de la 1 a la 4 no se evaluaron cuantitativamente porque hacen referencia a datos demográficos.
A la respuesta correcta de la pregunta 5 se le otorgó un valor de 1 punto.
De la pregunta 6 y hasta la 12 cada inciso (correcto o incorrecto) tuvo un valor de 1 punto.
La sumatoria total fue 65 puntos. Se consideró aprobado, aquel que obtuvo más de 39 puntos al responder la encuesta.

Tema: Concepto.
Este tema fue evaluado con las preguntas 5 y 6, cuya puntuación total fue de 1 y 10 puntos respectivamente.

Tema: Síntomas y vías de transmisión. 
Las preguntas de la encuesta que evaluaron estos temas fueron la 7 y 8, con un valor de 9 y 10 puntos respectivamente.

Tema: Factores de riesgo.
El tema se evaluó a través de la pregunta 9, con una puntuación total de 10 puntos.

Tema: Prevención y control.
Los conocimientos acerca de este tema se evaluaron con la pregunta 10. Con una valor resultante de 9 puntos.

Tema: Conducta a seguir ante la sospecha de una ITS.
La pregunta de la encuesta que evaluó el tema fue la 11 y con una puntuación total de 8 puntos.

Tema: Impacto social de las ITS.
Este tema se evaluó a través de la pregunta 12, con una puntuación de 8 puntos.

De acuerdo a la puntuación total de la encuesta, acerca del conocimiento de las ITS, se evaluaron los resultados de la forma siguiente:

Conoce: si obtiene 39 puntos o más.

No conoce: si obtiene menos de 39 puntos.

Claves de las respuestas.

En la pregunta 5 pudimos determinar si los adolescentes conocían lo que constituye una Infección de transmisión sexual. Se consideró correcto el inciso b) y la pregunta se evaluó:

Bien: Si marcó afirmativamente el inciso b)
.
Mal: Si marcó los incisos a) ó c) ó marcó más de un inciso.

La pregunta 6 permitió determinar si los adolescentes conocían las enfermedades que se consideran ITS. Debieron ser marcados los incisos a), c), f), h), j) (5 puntos) y no debieron seleccionarse los incisos b), d), e), g), i) (5 puntos).

Bien: Si obtuvo 6 puntos o más.

Mal: Si obtuvo menos de 6 puntos
.
En la pregunta 7 se evaluaron los conocimientos acerca de la sintomatología de las ITS. Debían ser marcados los incisos b), d), e), h) (4 puntos) y no debían seleccionarse los incisos a), c), f), g), i) (5 puntos) 

Bien: Si obtuvo 5 puntos o más.

Mal: Si obtuvo menos de 5 puntos.

En la pregunta 8 se evaluaron los conocimientos sobre las vías de transmisión de las ITS. Los incisos que debían ser marcados son el c), e), f), h), j) (5 puntos). No debían seleccionarse a), b), d), g), i) (5 puntos)

Bien: Si obtuvo 6 puntos o más.

Mal: Si obtuvo menos de 6 puntos.

En la pregunta 9 se evaluaron los conocimientos acerca de los factores de riesgo. Se debían marcar los incisos a), b), e), g), h), i) (6 puntos). No debían marcarse los incisos c), d), f), j) (4 puntos)

Bien: Si obtuvo 6 puntos o más.

Mal: Si obtuvo menos de 6 puntos.

En la pregunta 10 se evaluaron los conocimientos a cerca de la prevención de las ITS. Se debían marcar los incisos a), b), e), g), i) (5 puntos). No debían marcarse los incisos c), d), f), h) (4 puntos).

Bien: Si obtuvo 5 puntos o más.

Mal: Si obtuvo menos de 5 puntos.

En la pregunta 11 se evaluaron los conocimientos acerca la conducta a ante una ITS. Se debían marcar los incisos a), c), d), e), h) (5 puntos). No debían marcarse los incisos b), f),g) (3 puntos).

Bien: Si obtuvo 5 puntos o más.

Mal: Si obtuvo menos de 5 puntos.

En la pregunta 12 se evaluó la conducta social ante una ITS. Se debían marcar los incisos b), f), g), h) (4 puntos). No debían marcarse los incisos a), c), d), e) (4 puntos)

Bien: Si obtuvo 5 puntos o más, lo cual se aceptó como conducta social positiva frente a enfermos de ITS.

Mal: Si obtuvo menos de 5 puntos, lo cual se aceptó como conducta social negativa frente a enfermos de ITS.

Anexo No. 4

Programa de Intervención educativa.
OBJETIVOS DEL PROGRAMA EDUCATIVO 
General: 

Promover conocimientos sobre las I.T.S. en el grupo de estudiantes en cuanto a definición, causas, factores de riesgo, vías de transmisión, manifestaciones clínicas, prevención y conducta a seguir ante las mismas así como el impacto social de las mismas.

Específicos:
Dar a conocer la situación actual de las ITS, definición, etiología y sintomatología.
Lograr interiorizar los principales factores de riesgos para las ITS. 
Lograr la comprensión de las vías de transmisión de las ITS.
Orientar las principales medidas para la prevención de las ITS.
Proporcionar una conducta a seguir adecuada ante las ITS.
Lograr una interpretación social adecuada ante las ITS.

Actividad # 1

Tema: Introducción 

Tiempo: 45 minutos.

Objetivos:
Presentación del curso y objetivos.
Presentar de los participantes (técnica participativa de presentación).
Diagnóstico inicial (aplicación de la encuesta).
Aplicación de técnica “Expectativa Motivacional”.

Actividad # 2
Tema: Introducción sobre las ITS. Situación actual, definición, etiología y sintomatología.
Forma de enseñanza: Conferencia.

Tiempo: 45 minutos.
Objetivos:
Mostrar la situación mundial.
Definir las Infecciones de transmisión sexual.
Explicar su etiología y el cuadro clínico.
Técnica: Lectura eficiente
Lluvia de ideas
Medios: Material de apoyo mimeografiado.
Dinámica grupal.

Actividad # 3
Tema: Vías de transmisión y factores de riesgo.
Forma de enseñanza: Taller.

Tiempo: 45 minutos
Objetivos:
Explicar la vía de transmisión sexual.
Explicar la vía de transmisión fluidos corporales.
Explicar la vía de transmisión materno -fetal.
Explicar situaciones de riego a padecer las ITS.
Técnica: Lectura eficiente.
Medios: Material de apoyo mimeografiado.

Actividad # 4
Tema: Prevención y conducta a seguir cuando una persona tiene ITS.
Forma de enseñanza: Discusión grupal.
Tiempo: 45 minutos

Objetivos:

Dar a conocer las medidas de prevención de las ITS.
Explicar conducta a seguir ante la sospecha de una ITS.
Destacar la importancia del tratamiento precoz.
Explicar las complicaciones y como prevenirlas.
Técnica: Dramatización
Discusión grupal
Medios: Guión
Material de apoyo mimeografiado.

Actividad # 5

Tema: Comportamiento social ante las ITS.
Forma de enseñanza: Discusión grupal.
Tiempo: 45 minutos
Objetivos: 
Importancia de ver las ITS como algo cercano a todos y necesidad de ayuda a quien la padezca.

Técnica:
Charla educativa
Dinámica grupal
Medios: Rotafolio

Actividad # 6

Tema: Consolidación de conocimientos.
Forma de enseñanza: Discusión grupal.
Tiempo: 45 minutos.

Objetivos:
Reafirmar conocimientos sobre los temas impartidos.
Aclarar dudas de los participantes.
Técnica: Lluvia de ideas.

Medios: Láminas, material mimeografiado.

Autores. 
Dr. Eduardo Rojas Sifontes·
Dra. Liena Camejo Darías
Dr. Ovidio Antonio Sánchez Fernández
Dr.Jorge Osvaldo Mandina Llerena 

 Especialista de Medicina General Integral 
 Especialista de Higiene y Epidemiología 
 Especialista de Medicina Interna.


2006
Correo electrónico jorgemandina2222@yahoo.es

Articulos relacionados:
Centro de rehabilitación del adulto mayo, Playa. Un propósito de reintegración a la vida (ppt)
Resumen:
Unidad del Sistema Nacional de Salud que ofrece actividades de rehabilitación y asistencia, así como prevención y apoyo social a los Adultos Mayores de todas las Áreas d...
Conocimiento de la medicina natural y tradicional en la población mayor de 18 años
Resumen:
Los procederes de la Medicina Natural Tradicional (MNT) tienen generalmente en común el objetivo de prevenir y tratar enfermedades., ya es mas frecuente y cada vez se h...
Actualización en la Rehabilitación de la Psoriasis
Resumen:
Se realiza una actualización en el tratamiento rehabilitador de una de las afecciones dermatológicas mas frecuentes en la práctica medica. La Psoriasis.
Tumores de ovario en mujer infértil (ppt)
Resumen:
Historia de la Enfermedad Actual. Paciente de 29 años, se atiende en Consulta de Reproducción (3años),Gestaciones 1,Partos 0 ,Aborto 1 (diferido de la trompa). Se detecta...
Shock y deuda de oxígeno
Resumen:
El denominador común del estado de shock no es mas que la insuficiencia del sistema circulatorio para la administración de sustancias necesarias para la supervivencia ce...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©