Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Ficha técnica Producción y comercialización del mango

Resumen: El mango se considera como uno de los frutos tropicales más importantes del mundo. Su fino sabor y aroma, su color y valor nutritivo, lo han hecho preferido desde épocas remotas. Actualmente se encuentran cultivares importantes en la India, Indonesia, Filipinas Australia, Egipto, Israel, Sudáfrica, Estados Unidos (Hawai y Florida), México, Cuba y Brasil (INA, 1985).
5,200 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Marvin Melgar Ceballos




1. INTRODUCCIÓN


El mango se considera como uno de los frutos tropicales más importantes del mundo. Su fino sabor y aroma, su color y valor nutritivo, lo han hecho preferido desde épocas remotas. Actualmente se encuentran cultivares importantes en la India, Indonesia, Filipinas Australia, Egipto, Israel, Sudáfrica, Estados Unidos (Hawai y Florida), México, Cuba y Brasil (INA, 1985). 

El origen del mango se sitúa en el Sudeste de Asia en la zona tropical que se extiende desde la India hasta Filipinas. Se cree que en la India se cultivaba hace 4000 años, siendo un fruto muy venerado y apreciado en dicho país desde tiempos prehistóricos. Este fruto fue conocido por el mundo occidental a finales del siglo XVI, y los primeros frutos llegaron a Brasil por el año de 1700. A finales del siglo pasado se produjeron las primeras introducciones de variedades injertadas a Florida, entre ellas estaba la variedad Mulgoba, que posteriormente dio origen a la variedad Haden (Cockrell y Barrantes, 1991).

El mango o Magnifera indica, pertenece a la familia de las Anacardiaceae, junto con el marañón, el pistacho y los jocotes. Esta familia se caracteriza porque la mayoría de las especies presentan una savia irritante y tóxica, sin embargo, existen por lo menos unas 40 especies del género Magnifera, de las cuales solo trece se cultivan en pequeña escala en el Sur de Asia.

El mango es una fuente importante de vitamina A en su estado óptimo de maduración, siendo un constituyente destacado en la dieta de las poblaciones del trópico. El contenido de vitamina C es alto en el fruto verde y considerablemente bajo a medida que madura el fruto, en promedio presenta entre un 10% y 12% de azúcar (Cockrell y Barrantes, 1991).

2. OBJETIVOS

- Estudiar los métodos de producción y propagación de la fruta.
- Conocer y estudiar algunos métodos empleados para la conservación y almacenamiento de la fruta.
- Analizar los diferentes métodos preventivos y curativos en el control de enfermedades post-cosecha.
- Realizar diagramas de flujo para entender los procesos de acondicionamiento y comercialización de la fruta.

3. REVISIÓN DE LITERATURA


3.1. Descripción del árbol
El porte del árbol mango es considerado entre mediano a grande, pudiendo alcanzar alturas hasta de 40 m. La altura y la forma de la copa difieren de acuerdo a la variedad y el sistema de propagación (los árboles de semillas tienden a ser más altos que los injertados) y bajo condiciones adecuadas un árbol puede vivir varias décadas. Es un árbol perenne, cuyas hojas lanceoladas desarrollan longitudes entre 15 y 40 centímetros, las que son de color café rojizo cuando jóvenes y se tornan verde oscuro al madurar. La savia del mango puede causar dermatitis, especialmente en personas sensibles.

El crecimiento se produce en ciclos y por ramas; mientras unas están en reposo otra están en activo crecimiento. Las flores son pequeñas de un color blanco rosáceo y se agrupan en panículas que pueden tener entre 500 y 4000 flores, que nacen de yemas terminales. La época de floración está m uy influenciada por las condiciones climáticas. Un período de frío o sequía marcado puede inducir la floración (Cockrell y Barrantes, 1991).



Figura 1. Flores de mango: A: flor hermafrodita; B: Flor masculina.

3.2. Propagación
Las diferentes variedades de mango se deben propagar por medios vegetativos, siendo el más común la injertación de púa. Los patrones se reproducen por semillas (Cockrell y Barrantes, 1991).
En la producción por semillas, hay que indicar que estas pueden ser monoembriónicas como en los tipos Indúes y Floridianos, y poliembriónicas, tal es el caso de los tipos Criollo y Filipinos, en cuyo caso, usándolas semillas se pueden reproducir las características del tipo, no pudiéndose en las monoembriónicas (Leiva y Benavides, 1991).

3.2.1. Patrones
A pesar de que existen pocos estudios sobre el uso de diferentes patrones para el mango, lo más usual es usar las semillas que son más fáciles de adquirir. En algunos países como Costa Rica, se prefieren los patrones de tipo poliembrionario como Criollo, Caribe, y Jamaica, por ser uniformes y vigorosos (Cockrell y Barrantes, 1991).
El Criollo se caracteriza `porque su fruta tiene una longitud y un peso que varían de 6 a10 cm de largo y entre 150 y 300 gr, respectivamente. Su forma es alargada, cáscara delgada y color amarillo; la pulpa es dulce, jugosa y de fibra mediana. El árbol es de gran altura, muy susceptible al ataque de antracnosis y mosca de la fruta; es vigoroso de crecimiento vertical y alta producción.
El mango Caribe tiene una longitud de 8 a 15 cm y un peso entre 150 y 350 gr. Su forma es aplanada y alargada, la cáscara es gruesa, dura y poco flexible; el color es amarillo o rojizo, la pulpa es dulce y bastante jugosa, poca fibra y presenta algo de tolerancia a la mosca de la fruta, posiblemente por su olor a trementina. El árbol es de porte mediano y copa bastante redonda, aunque presenta tendencia a crecimiento plagiotrópico.
El fruto de mango Jamaica es oblongo o casi redondo, con un peso aproximado de 120 a 250 gr, la cáscara coriácea le confiere cierta resistencia al ataque de la mosca de la fruta; su color es verde amarillento, de pulpa jugosa, agridulce y con abundante fibra, razón por la cual se le ha llamado “mango mecha”(Leiva y Benavides,1991).

3.2.2. Semilleros
La semilla de mango pierde rápidamente su capacidad para germinar, por lo que debe sembrarse antes de los 15 días, una vez eliminada la pulpa de la fruta. Con el fin de acelerar la germinación y facilitar la emergencia de las plantas rectas, se recomienda eliminar la cáscara (endocarpio) o en su defecto, cortar parte del lomo de la semilla.
En las semillas poliembrionarias emergen varias plántulas durante la germinación, al efectuarse el transplante cuando las plantitas tienen alrededor de 10 centímetros de alto, se seleccionan las mejores plántulas de cada semilla y se desechan las pequeñas o torcidas (Cockrell y Barrantes, 1991).

3.2.3 Injertación.
Con cuidados adecuados las plantitas de mango alcanzan el desarrollo requerido para proceder a la injertación de púa, alrededor de los 6 a8 meses de edad. El injerto de yema se puede efectuar cuando los patrones tienen solamente unas pocas semanas de vida, este tipo de injerto presenta la ventaja de que se requiere menos material vegetativo (sólo una yema por patrón), pero ocurre que a veces la yema demora excesivamente en brotar (Cockrell y Barrantes, 1991).
Cuando los patrones alcanzan 1.0 a 1.5 cm de diámetro o grosor, a una altura de 25 ó 30 cm de la superficie del suelo, se injerta. Puede injertarse en cualquier época; tal vez lo mejor sería cuando los patrones y las púas están en estado propicio y no llueva mucho para evitar la antracnosis. Como material de amarre se utiliza cinta plástica. Si existe la posibilidad de que les caiga agua ya sea por lluvia o riego, se deben proteger con una bolsa plástica, pudiendo doblar el extremo del patrón con lo cual a la vez se acelera el desarrollo del injerto. Es preferible injertar en la mañana o al final de la tarde, si esto no es posible, las púas se deben proteger para evitar su deshidratación (Leiva y Benavides, 1991).

3.3. Índices de madurez y calidad
Los mangos se pueden cosechar verde maduros y terminarse de madurar posteriormente logrando buena calidad. 
Los índices de madurez usados para el mango son: tamaño y forma del fruto, cambio de color externo de verde a amarillo o de verde ligero a verde oliva dependiendo del cultivar (Yahia, Elhadi M, et al. 1992).

3.4. Cosecha
El momento más indicado para recolectar las frutas de mango, es cuando estas alcanzan su madurez fisiológica, o sazón, punto que se determina cuando la pulpa empieza a cambiar de color blanco pálido por amarillo; en esas condiciones el fruto madura normalmente y con un mejor sabor que el árbol mismo, sin necesidad de agregarle carburo, cenizas u otros productos. El procedimiento más sofisticado para determinar el punto de madurez óptimo es a través del laboratorio, donde se mide la gravedad específica, contenido de almidón y otros (Murillo y López, 1983).

El fruto de mango requiere entre 105 y 140 días para alcanzar la madures a partir del cuaje. La época de recolección en Costa Rica se extiende desde Marzo hasta Agosto. La forma más corriente de determinar la época de cosecha es cuando los frutos comienzan a cambiar el color verde de la cáscara hacia uno amarillento. Para una mayor seguridad, se observa el color de la pulpa cerca de la semilla; si está comenzando a tomar color amarillo, el fruto madurará satisfactoriamente, en cambio, si es un color blanco, probablemente no madurará. Lo más apropiado es recolectar el fruto a mano, rompiendo el pedúnculo con una ligera torsión o cortarlo con tijeras, tratando de que quede un pedúnculo corto. Para exportación, ya se está exigiendo que el fruto llegue a la empacadora con un pequeño trozo de pedúnculo, esto con el objeto de que el látex no manche la fruta (Cockrell y Barrantes, 1991).

Cuando los frutos están fuera del alcance de la mano, se utilizan escaleras dobles o varillas que en un extremo tienen una bolsa cuchilla o tijera para cortar el fruto. Las frutas cosechadas se colocan sobre césped o paja que escurra el látex y no manche la fruta, también se recomienda lavar la fruta con una solución débil de jabón líquido para remover el látex (Cockrell y Barrantes, 1991).

3.5. Postcosecha

3.5.1 Clasificación
Las frutas de mango se clasifican en diferentes formas. Por ejemplo para un mercado local en Costa Rica, la fruta se clasifica en grado A, que son las de mayor tamaño, sin raspones, golpes o magulladuras por el manipuleo y también que no presenten manchas por antracnosis. De aquí en adelante son las frutas de menor tamaño y que presentan defectos como los antes mencionados y se clasifican como grado B.

Las frutas que se destinan a la exportación se clasifican por tamaño, eliminándose todas aquellas que sobrepasen los niveles máximos de daños y defectos que son tolerados por la planta empacadora para preservar la calidad de sus productos en el extranjero y de esta forma mantener su mercado. 

3.5.2 Fisiología postcosecha
En el efecto de corte, el estado de madurez en el momento de la cosecha tiene influencia en la velocidad de maduración y la vida de almacenamiento. El corte de mango en estado verde-maduro, acelera su maduración disminuyendo su nivel de respuesta y etileno endógeno (Yahia, Elhadi M, et al. 1992).

El efecto de la temperatura y humedad relativa. El mejor rango de temperatura es de 20 a 25°C, con una humedad relativa de 85 a 90%. A temperaturas más elevadas se acelera el ablandamiento, provoca decoloración, deterioro y malos sabores. A bajas temperaturas el proceso de maduración se daña. La velocidad de maduración se puede manipular variando la temperatura entre 14 y 25°C (Yahia, Elhadi M, et al. 1992).

La respiración y producción de etileno en el mango a 20°C, presenta un rango de producción de 44 a 126 mg CO2 / Kg. Hr (Yahia, Elhadi M, et al. 1992).

En la respuesta al etileno con un tratamiento (10-100 ppm) puede ser utilizado para acelerar la maduración del mango cosechado en estado verde-maduro. Puede utilizarse permanganato de potasio u otro método para retardar la maduración del mango.
El efecto de otros tratamientos, como el uso de atmósferas modificadas (2-5% O2 y 5-10% CO2) o el almacenamiento hipobárico puede dar como resultado una menor tasa de respiración y producción de etileno, retarda la maduración y reduce la sensibilidad de la fruta al etileno (Yahia, Elhadi M, et al. 1992). 
Los desordenes fisiológicos en mango, como el daño por frío, la cual es una de las principales causas de pérdidas al exportar. Los síntomas que presentan, es una decoloración gris de la piel, maduración no uniforme, mal sabor, deterioro microbiano acelerado. El mango tolera una temperatura mínima de 10-12°C (Yahia, Elhadi M, et al. 1992).

3.5.3 Tratamiento postcosecha.
Para asegurar la calidad de la fruta y la ausencia de aparición de enfermedades después de la cosecha, en algunos países se ha utilizado la inmersión de las frutas en soluciones de fungicidas tales como Benlate, pero tomando en cuenta los efectos residuales de estos productos, la mayoría de los países importadores, se ha substituido este producto por el curado de las frutas con agua caliente (50°C, no más de 20 minutos). El mercado norteamericano sólo permite la importación de frutas de los países no infestados con mosca de la fruta, debido a que en los EE.UU. se ha prohibido el uso de Dibromuro de Etileno para eliminar larvas de Anastrepha sp.

Los países como Costa Rica, deben someter la fruta de mango a tratamientos cuarentenarios que garanticen la eliminación de esta plaga. La fruta destinada a la exportación en Costa Rica, se trata con una solución débil de cloro a 53 °C por 3 minutos, luego se enfría y se sumerge por 3 minutos en un baño fungicida con Mertec (Cockrell y Barrantes,1991).

En Costa Rica se acostumbra aplicar carburo de calcio a la fruta para desprender el etileno, provocando así una maduración acelerada, lo que proporciona a la fruta un atractivo color uniforme, Sin embargo, si este tipo de producto se aplica en frutas inmaduras, se produce solamente un cambio de color pero no una madurez satisfactoria. También se utiliza el Ethephon, que tiene el mismo efecto de inducir el cambio de color en los frutos y a su vez desprende el gas etileno. 

3.5.4 Empaque
Se puede empacar en una capa, caja de plancha de fibra de 2 piezas con tapadera provistas de agujeros para permitir la ventilación del calor (respiración) del producto y circulación de aire frío. Como material complementario se recomienda utilizar papel picado o viruta de madera en las cajas entre los mangos para evitar compresión, ya que los mangos son susceptibles (Mc Gregor, et all. 1987).

3.5.5 Almacenamiento
Según Cockrell y Barrantes (1991), el mango no puede mantenerse por mucho tiempo una vez que ha alcanzado su estado de madurez, en una planta empacadora, la fruta se puede almacenar por un período de 21 días a una temperatura entre los 12 y 13 °C, todo depende del tipo de variedad de la fruta, ya que existen algunas variedades que pueden ser almacenadas a 10 °C y no presentan ningún tipo de daño por frío.

3.5.6 Transporte y carga
Remolque de carretera y transporte combinado de carretera- ferrocarril , contenedores de furgón. La carga se utiliza en tarimas. 

4. CONCLUSIONES.


- El árbol de mango requiere de mucho cuidado en cuanto a fertilización e irrigación suficiente en sus primeros estadíos de desarrollo y la floración
- El mango es una fruta que requiere de cuidados en la cosecha ya que cuando está sazona es muy susceptible a daños por golpes.
- En la planta de procesamiento no requiere de muchos tratamientos para asegurar su calidad al llegar al mercado. 
- El empacado de la fruta no requiere de alta inversión ya que se puede empacar en cajas de cartón y maderas y para evitar roces entre ellos se pueden usar materiales de desecho como papel o viruta de madera.
- El mango tiene una gran demanda en países templados por ser exótica y su buen sabor y aroma. 

5. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.

COCKRELL, M.; BARRANTES E. 1991. Mango y aguacate: fruticultura especial. Fascículo 2. UNED. San José, Costa Rica. 86 p.

INA. 1985. El cultivo de mango. Serie Tecnológica INA No.2. San José, Costa Rica. 28 p. 

LEIVA, J.; BENAVIDES, M. 1991. Guía para vivero de mango. Boletín divulgativo Nº 100. M.A.G. San José, Costa Rica. 22 p.

Mc GREGOR; BRIAN M. 1987. Manual de transporte de Productos Tropicales No.668. Departamento de agricultura de los Estados Unidos. 148 p.

MURILLO, R.; LÓPEZ R. 1983. El mango. EUNED. San José, Costa Rica. 117 p.

YAHIA, ELHADI M; HIGUERA, INOCECIO C. 1992. Fisiología y Tecnología postcosecha de productos Hortícolas. Editorial Limusa. México, D.F. 302 p. 

6. ANEXOS.



Figura 2. Planta de torcida debido al mal manejo durante la germinación de la semilla.


Figura 3. Planta de excelente calidad fitosanitaria y buena producción obtenida con un buen manejo de vivero.


      
Figura 4. Variedades de mango, a la derecha variedad Tommy Atkins, fruto grande, ovoide, redondeado de color rojo intenso y de buen sabor con cáscara gruesa y resistente, ala izquierda, variedad Smith, fruto grande alargado, de fondo rojizo y excelente sabor.


Figura 5. Copa baja en el árbol de mango, facilita el manejo.

Diagrama de flujo de poscosecha de mango:




AUTOR:
Marvin Melgar Ceballos
e-mail:lomax.vision@gmail.com
COSTA RICA 2002.

Integrantes: 
Cabrera Jorge; Fernández Marcelino.

Articulos relacionados:
Alternativas Metodológicas para la motivación de las clases en la asignatura Base de la Producción Agropecuaria, de los Institutos Politécnicos Agropecuarios
Resumen:
El artículo que sometemos a consideración muestra las experiencias aplicadas a estudiantes de los Institutos Politécnicos Agropecuarios de la provincia, en el mismo ofrec...
Efecto de la fertilización mineral en el rendimiento del cultivo de la guayaba
Resumen:
El experimento se realizó en la Cooperativa de producción agropecuaria (CPA) Orlando Díaz en el municipio Taguasco perteneciente a la provincia Sancti Spíritus. El suelo ...
Propuestas tecnológicas, para una explotación eficiente de las potencialidades de la finca perteneciente a la CCS (F) “Leopoldo Reyes”
Resumen:
En Cuba las producciones agroecológicas, por su limitado desarrollo, pueden incorporar determinadas características, dentro de ellas la sustitución de tecnologías importa...
EL Maíz
Resumen:
Tipos de maíz. Como se emplea el maíz. Adaptación y cultivo. Maíz híbrido. Feria del maíz en la ciudad de México.
Como evitar pérdidas durante la Cosecha y Postcosecha de Trigo
Resumen:
Argentina posee un área cosechable de trigo de aproximadamente 5.950.000 ha para la campaña 2003/2004. Cosechar con eficiencia significa reducir los niveles de pérdidas, ...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©