Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Revisión Bibliográfica: Ensayo de participación

Resumen: Con este trabajo pretendemos hacer un análisis de la participación tanto social como comunitaria, sus inicios y evolución histórica en general y particularmente en Cuba, en relación con el desarrollo, haciendo énfasis en el sector de la Salud Publica, donde realizaremos un Proyecto de Intervención Comunitaria. Participación significa “que la gente intervenga estrechamente en los procesos económicos, sociales, culturales y políticos que afectan sus vidas”.
1,889 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Dra.Bárbara Valdés Arístides y Otros Autores

Con este trabajo pretendemos hacer un análisis de la participación tanto social como comunitaria, sus inicios y evolución histórica en general y particularmente en Cuba, en relación con el desarrollo, haciendo énfasis en el sector de la Salud Publica, donde realizaremos un Proyecto de Intervención Comunitaria.

Participación significa “que la gente intervenga estrechamente en los procesos económicos, sociales, culturales y políticos que afectan sus vidas”.

Participación social: Se refiere a los procesos de instituciones (actores sociales de todas las cuestiones de salud u otros problemas afines)se unen en una alianza para diseñar, probar y poner en práctica las soluciones.

Participación comunitaria: Constituyen las acciones individuales, familiares y de la comunidad para promover la salud, prevenirlas enfermedades y detener su avance. 

Se señala que la participación de la comunidad debe verse como un proceso en el cual es posible identificar en un momento determinado, las etapas o fases siguientes:
1. Conciencia social del trabajo por realizar.
2. Participación en la ejecución de acciones relacionadas con determinados sectores.
3. Reconocimiento social de la labor realizada por la comunidad.
4. Supervisión de estas acciones y ejecución de otras de complejidad creciente, si existe realización correcta de las anteriores.
5. Control popular de recursos, medios y formas de prestación de servicios en la comunidad.
6. Participación en la toma de decisiones y la planificación. 

Con este trabajo pretendemos hacer un análisis de la participación tanto social como comunitaria, sus inicios y evolución histórica en general y particularmente en Cuba, en relación con el desarrollo, haciendo énfasis en el sector de la Salud Publica, donde realizaremos un Proyecto de Intervención Comunitaria.

Participación significa “que la gente intervenga estrechamente en los procesos económicos, sociales, culturales y políticos que afectan sus vidas”.

Participación social: Se refiere a los procesos de instituciones (actores sociales de todas las cuestiones de salud u otros problemas afines)se unen en una alianza para diseñar, probar y poner en práctica las soluciones.

Participación comunitaria: Constituyen las acciones individuales, familiares y de la comunidad para promover la salud, prevenirlas enfermedades y detener su avance. 

Se señala que la participación de la comunidad debe verse como un proceso en el cual es posible identificar en un momento determinado, las etapas o fases siguientes:

7. Conciencia social del trabajo por realizar.
8. Participación en la ejecución de acciones relacionadas con determinados sectores.
9. Reconocimiento social de la labor realizada por la comunidad.
10. Supervisión de estas acciones y ejecución de otras de complejidad creciente, si existe realización correcta de las anteriores.
11. Control popular de recursos, medios y formas de prestación de servicios en la comunidad.
12. Participación en la toma de decisiones y la planificación. 

Sus líneas de acción para alcanzar la participación comunitaria, que se corresponden con el marco de referencia que define los requisitos mínimos para considerarlo como tal, son:
1. Compromiso político.• Decisión política.• Formulación de políticas (salud, educación, economía, ambiente, transporte, trabajo y agricultura).• Equipos exitosos.
2. Creación de ambientes favorables.
3. Participación social/ comunicación social.
4. Estilos de vida y desarrollo de habilidades personales.
5. Reorientación de los servicios.

En los años de la década de 1950, se dieron diversas experiencias de animación y desarrollo rural, en los que se promovió la participación comunitaria. “El enfoque dominante para la época era de naturaleza científica y proponía la introducción o transferencia de nuevas tecnologías para mejorar las condiciones
de vida de la población.”4 La participación de las personas dependía de su capacidad de organización y movilización en torno a programas y acciones que habían sido planeados y decididos en otros ámbitos; ya sea en el político o en el técnico; bajo el supuesto de que toda la población aceptaría con facilidad las ideas, innovaciones y prioridades señaladas por los profesionales, principalmente del sector de la salud.

Posteriormente en los años de la década de 1960 hubo un gran número de proyectos de participación comunitaria en diferentes países; sin embargo, esta no trascendió a la elaboración de tareas, como forma de extender servicios a bajo costo (1-2-3-4-5).

Analizar la participación social como objeto de estudio desde diferentes supuestos teóricos es posible si se tiene en cuenta la perspectiva del enfoque sistémico, el principal soporte para esta aseveración, es que “en la era de los sistemas tiene mayor interés juntar las cosas que dividirlas.”7 El enfoque sistémico trata de resolver los problemas considerándolos parte de un problema mayor, no desarticulándolo en sus partes componentes. “Bajo este prisma la participación social puede considerarse un insumo tanto para los sistemas más pequeños como para los supra-sistemas, este enfoque le proporciona un espacio a la participación social en salud como parte de la dinámica a que está sujeta la participación social en general” (6)

La participación se ha desarrollado en distintos momentos de las tendencias históricas, entre ellas el anarquismo, el marxismo y la social democracia, por sólo mencionar algunos ejemplos.

Los anarquistas por ejemplo, soñaban con una sociedad donde las propuestas individuales alcanzaran mayor legitimidad y autenticidad, la autodecisión y el autocontrol gobernarían las relaciones sociales, de trabajo y de convivencia; evitando cualquier tipo de poder gubernamental que pudiera en algún momento devenir en centro de explotación y represión. Aunque el anarquismo como corriente filosófica ha pasado de moda, el comportamiento anarquista sigue dibujado en muchas personas y en algunos grupos de individuos; aunque ni ellos mismos tienen conciencia de esa manifestación. La participación para los anarquistas pudiera darse en una acción concertada, pero la negociación para un objetivo común no es su signo más distintivo, aunque en algunos casos reconocen entidades coordinadoras a nivel social.

El marxismo muestra una significativa impronta en el desarrollo histórico, de la participación social desde la perspectiva de declarar la necesidad de la propiedad social sobre los medios de producción, de esta forma legitimiza la participación de todos los ciudadanos en el desarrollo social. La participación deviene de la conquista del poder para los menos favorecidos y es justamente de esa escala global, a la particular, donde el pensamiento de Marx y Engels acuñan la necesidad, aún insatisfecha en localidades y países, de que el poder esté compartido entre todos con igualdad de derechos y acciones.

La participación social constituye una piedra angular para el desarrollo, tanto de los seres humanos en su individualidad, como para el de las localidades a la que los mismos pertenecen, es por ello que en el empeño de estimularla o desarrollarla, según el caso, se han hecho diferentes asociaciones teórico conceptuales, una de ellas es vincularla a la democracia; dentro de este campo

Se sabe que cuando algunos elementos están presentes, la participación social se acelera y da frutos a más corto plazo, estos elementos son: “Una estructura de acción comunitaria que esté en funcionamiento; normas socioculturales imperantes orientadas positivamente hacia la participación; disponibilidad de recursos; experiencias pasadas de participación que hayan sido exitosas; líderes motivados capaces de promover la participación; y capacidad gerencial”.

En los últimos años para alcanzar un mayor nivel de desarrollo de la participación social ha sido necesario su análisis vinculándola con el empoderamiento, este último concepto fue inicialmente desarrollado en Canadá y Estados Unidos de América, bajo la categoría de “empowerment” el concepto de apoderamiento se refiere a la capacidad de las personas de llevar a cabo acciones de forma individual o colectiva, implica acceso y control sobre los recursos necesarios. En el ámbito individual implica características que favorecen la autoestima y el autocontrol para alcanzar las metas propuestas; en el ámbito comunitario el apoderamiento se funde con la participación social cuando reconoce la necesidad de contactos entre las diferentes organizaciones, las alianzas, el diálogo y la posibilidad de influencia en las estructuras de poder.

Un método de evaluación que ha sido citado en diferentes obras es el de Bichmann23 que declara cinco elementos que tienen una decisiva influencia en la participación social, estos son:
1) Evaluación de las necesidades de participación.
2) Movilización de recursos.
3) Liderazgo. 
4) Organización. 
5) Gestión. 

A la luz del desarrollo alcanzado en Cuba el término más sugestivo pudiera ser el de participación social, teniendo en cuenta que en el país existe una sociedad sin clases donde trabajadores, estudiantes y campesinos se unen en el estado. También la referida constitución menciona la categoría de Estado Socialista donde toda la estructura social mantiene similar direccionalidad. 

Desde el año 1976 se adoptó una organización político-administrativa que favorece la participación de la población en las estructuras de poder, estos son los Órganos del Poder Popular.

La participación social tiene en la instancia local sus más pequeños e importantes núcleos en el Consejo Popular y en el Consejo Popular por la Salud.

Entre esas iniciativas se pueden mencionar: el impulso a la Planificación Estratégica, considerar la participación social como una estrategia de la Promoción de Salud y el propio movimiento de Municipios Saludables.

En Cuba este movimiento se denomina Municipios por la Salud, implica que la localidad esté consciente de su salud y se esfuerce por mejorarla. Las condiciones e interés de las autoridades nacionales hicieron que poco a poco diferentes municipios decidieran optar por esa denominación, hasta que en diciembre de 1994 se crea en la ciudad de Cienfuegos, la red cubana de municipios por la salud. Una peculiaridad del movimiento es desarrollar modalidades, entre las que se encuentran las escuelas, las universidades, los mercados, los hospitales, los centros de trabajo, las comunidades seguras y la salud penitenciaria. La voluntad política, el trabajo intersectorial y la participación comunitaria, son los requisitos básicos para el desarrollo de la salud a nivel local, la unión de estos elementos permite la identificación de problemas, planificar acciones y evaluar los resultados. 

Por otro lado en junio de 1995 se creó el Consejo Nacional de Salud, integrado por las diferentes instituciones, autoridades, organizaciones y organismos que intervienen en la producción social de la salud. El Consejo Nacional de Salud tiene representaciones a todos los niveles administrativos provincia, municipio y hasta en el consejo popular.

Los programas de salud emplean 3 tipos principales de mecanismos para alcanzarla participación comunitaria, que son los grupos que crea la comunidad, los grupos que existen en la comunidad y los que se crean a iniciativa del sistema de salud.

No obstante, aparecen obstáculos para la participación social como son, la centralización excesiva, las políticas de salud desfavorables, el paternalismo, la carencia de un concepto claro de participación social, los niveles mínimos de organización comunitaria, la falta de mecanismos para la participación, la falta de conocimientos del personal de salud, el inadecuado establecimiento de prioridades, la falta de recursos humanos y financieros, las incomprensiones del personal de salud con la comunidad ,la resistencia al cambio, así como también la ausencia de incentivos para mantenerla participación comunitaria (1-2-3). 

En cambio, la democracia, la voluntad política, la planificación participativa, la descentralización y la racionalización de los servicios, son factores muy favorables para la obtención de buenos resultados.

Definimos la Participación en el desarrollo como un proceso que involucra activa y equitativamente a los agentes interesados en la formulación de políticas y estrategias de desarrollo y en el análisis, planeación, implementación, monitoreo y evaluación de actividades del desarrollo. Para permitir un proceso de desarrollo más equitativo, los agentes en desventaja deben ser empoderados para aumentar su nivel de conocimiento, influencia y control sobre sus propios medios de vida, incluyendo las iniciativas de desarrollo que los afectan.

Otra tendencia en el campo de estudio de la participación social ha sido vincularla al desarrollo y así pasa al conjunto de categorías que utilizan tanto el Banco Mundial (BM) como el Fondo Monetario Internacional (FMI), en sus “políticas de apoyo” para desarrollar económicamente las localidades, ya sean rurales o urbanas; claro está desde una perspectiva muy particular a partir de regulaciones que en oportunidades son contrarias a las políticas de desarrollo y autonomía de los pueblos. Es por esa “moda” de apelar a la participación que en la literatura sobre el desarrollo aparece constantemente, alusiones y llamados a que la población participe; en ocasiones esas apelaciones contienen cierta carga de insatisfacción con el nivel alcanzado.

La participación para el desarrollo no es siempre efectiva, entre sus restricciones se señala: que aunque muchos programas han adoptado estrategias que enfocan a los pobres, lo han hecho de forma aislada de la sociedad en general; los fondos asignados a esos programas son reducidos; en algunos casos los programas centran su probable éxito en que la tenencia de la tierra sería la clave para el desarrollo. Otro elemento es que se han hecho pocos esfuerzos por canalizar inversiones de manera que la población más necesitada obtenga acceso a activos generadores de ingresos y por otro lado la formación de grupos de gestión local (1-7-8).
Los enfoques, métodos, instrumentos, actividades participativas y cambios de actitud relacionados, pueden facilitar en gran medida un desarrollo participativo más equitativo y demandante en su dirección. Para institucionalizar la participación y asegurar que la acción colectiva continúe aún después del retiro del programa y/o proyecto, es esencial que las capacidades de los agentes interesados y los arreglos institucionales particulares sean fortalecidos. A este respecto, una estrategia adecuada de consolidación de capacidades tiene que ver con la integración de vínculos horizontales y verticales relevantes. 

La Participación es clave para la sostenibilidad de iniciativas de desarrollo puesto que ayuda a:
- Construir sobre potencialidades y capacidades existentes 
- Crear un gran sentido de pertenencia por parte de los agentes involucrados 
- Aumentar el compromiso con los objetivos y resultados 
- Garantizar la sostenibilidad social a largo plazo 
- Aumentar las capacidades de auto ayuda 
- Crear relaciones con otras agencias e instituciones

Bibliografía consultada:
1. Rev Cubana Salud Pública 2004;30(3)
2. Rev Cubana Salud Pública v.27 n.2 Ciudad de La Habana jul.-dic. 2001
3. Rev Cubana Med Gen Integr 2001;17(3):268-73
4. CIERIC. Concepto de proyecto. Elementos para la reflexión. Colectivo de autores. p 2.
5. Mariño Solano, German. “Sobre participación”. Investigación-acción participativa. Aportes 20. Managua. Nicaragua.1989. 4ta. Edición. p 46-48.
6. (Sanabria G. Participación Comunitaria. Apuntes. Material docente para el Curso pre-congreso II Taller de Promoción y Educación para la salud del escolar. IPLAC. Cuba, 2000) (fig. 1).
7. Jara, Oscar. “Investigación participativa: una dimensión integrante del proceso de educación popular”. Investigación-acción participativa. CIE Graciela Bustillos. Asociación de Pedagogos de Cuba. Selección de textos. p 24-25.
8. Colectivo de autores. “Algunos ingredientes básicos dando poder al común”. Investigación-acción participativa. CIE Graciela Bustillos. Asociación de Pedagogos de Cuba. Selección de textos. p 30-3

Autores: 
Dra.Bárbara Valdés Arístides
Psiquiatra Infantil .CCSM GUANABACOA
Master en Psiquiatría Social 

Dr. Pelagio Pedro Nuñez Blanco
Especialista de 1er grado de Medicina Interna 
Profesor Asistente.

Dra. Maritza Gómez Chávez
Especialista de 1er grado en Alergología.

Articulos relacionados:
El trabajo Social: de las premisas históricas a los retos del siglo XXI
Resumen:
Desde los primeros siglos de esta era han aparecido preocupaciones e iniciativas dirigidas al mejoramiento de las condiciones de vida del ser humano. La pobreza, la enfer...
La necesidad de una Cultura General e Integral para el desarrollo social
Resumen:
La sociedad socialista cubana en formación tiene que competir muy duramente con la influencia nociva de los medios de comunicación internacionales que estimulan una educ...
Una aproximación a la definición del conocimiento científico (pdf)
Resumen:
Cuando el ser humano se acerca a la academia va en busca de la verdad científica, convirtiéndose en uno de los ejes principales de toda cátedra, en función de esta afirma...
Diagnóstico Organizacional, un modelo para su estudio
Resumen:
El presente artículo contiene un diagnóstico organizacional en función del Modelo Gestión de los Recursos Humanos para su Diagnóstico Proyección y Control, diseñado por e...
Desercion escolar y pobreza
Resumen:
En los últimos días se ha difundido, profusamente, un estudio de Paz Ciudadana y Adimark sobre deserción escolar, cuya conclusión, más destacada, ha sido identificar la d...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©