Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Comportamiento de algunos factores de riesgo del bajo peso al nacer en el Municipio Cerro en los años 2004-2005

Resumen: El índice de Bajo Peso de una población se considera un indicador general de salud. Si analizamos que a nivel mundial 1 de cada 6 niños nace con peso insuficiente, se comprende la preocupación que para obstetras, pediatras y neonatólogos representa la posibilidad del nacimiento de un niño con estas características, el mismo es de causa multifactorial, pues se debe tanto a causas maternas, fetales y ambientales
1,120 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Dra. Ana Margarita Toledo Fernández y Dra. Amaylid Arteaga García

INDICE
Introducción 
Objetivos
Diseño metodológico 
Análisis y Discusión de los resultados 
Conclusiones 
Recomendaciones 
Referencias Bibliográficas 

INTRODUCCIÓN.
El índice de Bajo Peso de una población se considera un indicador general de salud.

Si analizamos que a nivel mundial 1 de cada 6 niños nace con peso insuficiente, se comprende la preocupación que para obstetras, pediatras y neonatólogos representa la posibilidad del nacimiento de un niño con estas características, el mismo es de causa multifactorial, pues se debe tanto a causas maternas, fetales y ambientales.(1)

Este problema constituye una preocupación mundial, pero es más frecuente en los países subdesarrollados.

En los últimos años existen numerosos investigadores que tratan de resolver esta problemática, porque el bajo peso al nacer, Recién Nacidos con peso inferior a 
2 500 g, es una de las causas más importantes de la mortalidad infantil y perinatal. Se considera que la mortalidad durante el primer año de vida en los niños con bajo peso al nacer es 14 veces mayor que en los niños que nacen normalmente a término.(2)

De igual manera, las personas que nacen con bajo peso tienen con frecuencia múltiples problemas posteriores en las diferentes etapas de la vida incluyendo la edad adulta como son: la mala adaptación al medio ambiente, así como diferentes impedimentos físicos y mentales que se hacen evidentes al llegar a la edad escolar.(3,4) 
Este problema puede manifestarse de dos formas: por un nacimiento antes del término o por un nacimiento a término con retraso del crecimiento intrauterino fetal lo cual puede tornarse irreversible después del nacimiento y producir afectaciones mayores.(5,6)

Muchas son las investigaciones que con respecto al comportamiento de este problema se han realizado observándose un grupo de factores que coinciden en su aparición asociados al mismo. Unos investigadores hacen énfasis mayor en unos y en otros respectivamente pero de forma general vemos que se han comportado de la siguiente manera:
En 1981, en Cuba se realizó un estudio de riesgo obstétrico y se identificaron los factores de riesgo de BPN siguientes: 
1. Embarazos en adolescentes menores de 17 años. 
2. Desnutrición materna: peso inferior a 100 libras, talla inferior a 150 centímetros, bajo peso para la talla, ganancia insuficiente de peso durante la gestación. 
3. Hábito de fumar. 
4. Antecedente de niños con bajo peso. (7)

Otros factores identificados que se tuvieron en cuenta fueron: 
1. Aborto provocado. 
2. Hipertensión arterial durante la gestación. 
3. Incompetencia ístmico-cervical. 
4. Embarazo gemelar. 
5. Baja escolaridad. 

Posteriormente aunque se mantienen muchos de ellos ha existido un consenso en considerar los factores que se detallan a continuación:
1. Embarazo en la adolescente. 
2. Desnutrición en la madre: peso inferior a 100 lb, talla inferior a 150 cm, bajo peso para la talla y ganancia insuficiente de peso durante la gestación. 
3. Hábito de fumar. 
4. Antecedentes previos de niños con bajo peso. 
5. Acortamiento del período ínter genésico y multiparidad.
6. Abortos previos provocados. 
7. Hipertensión durante el embarazo. 
8. Incompetencia istmicocervical. 
9. Embarazos gemelares. 
10. Anemia. 
11. Sepsis cervicovaginal. 
12. Consumo de bebidas alcohólicas (8)

Embarazo en la adolescencia: Al no haberse concretado la maduración biopsicosocial, esto constituye un importante riesgo para la salud materno fetal.(9) En este período de la se asocian otros factores sociales que repercuten en el BPN, como el embarazo no deseado, la madre soltera, el bajo nivel educacional, y el momento de la gestación en que se realiza la captación. (10)

Estado nutricional de la madre: el estado nutricional materno antes de la gestación o durante ésta constituye un determinante crítico de los resultados del embarazo para la madre y el niño.(11)

Hábito de fumar: este factor influye tanto en el parto pretérmino como en el crecimiento intrauterino retardado.(12) Se ha demostrado que los hijos de las mujeres fumadoras pesan al nacer un promedio de 200 a 300 g menos que los descendientes de mujeres no fumadoras.(13, 14) Las madres fumadoras tienen dos veces más probabilidades de tener un recién nacido bajo peso.(15 )

Antecedentes de niños con BPN: varios estudios demuestran que este factor aumenta entre 5 y 7 veces el riesgo de volver a tener un recién nacido igual.(12, 15-17)
Acortamiento del período ínter genésico y multiparidad: Durante el embarazo y la lactancia la madre disminuye sus recursos biológicos y nutritivos, necesitando un tiempo para recuperarse y prepararse para otro embarazo. Estudios realizados en EE.UU. señalan que los hijos espaciados adecuadamente tienen mayor peso que los nacidos con intervalo corto y plantean un período mínimo de seguridad de tres años.(18) La ocurrencia de tres partos o más, también eleva el riesgo de tener un recién nacido bajo peso.(19)

Embarazos gemelares: El embarazo gemelar es el responsable de más del 10 % de los nacidos pretérminos.(20) No resulta difícil comprender que la nutrición de dos seres en el claustro materno requiere el doble de condiciones en relación con el embarazo único.

Incompetencia ístmico-cervical y riesgo de parto pretérmino: La presencia de modificaciones cervicales como uno de los signos que anuncia el trabajo de parto pretérmino es un factor de riesgo del BPN, encontrándose frecuentemente asociado a otros elementos. Uno de ellos es la realización de abortos provocados a repetición.

Infección cérvico-vaginal: Este factor ha ganado protagonismo en la última década. Múltiples estudios realizados han demostrado que la vaginosis bacteriana, las infecciones comunes del tracto reproductor y la respuesta inflamatoria que estas desencadenan se asocian con parto pretérmino y BPN. 

Anemia: Esta complicación no obstétrica del embarazo se ha asociado en varios estudios a prematuridad y bajo peso neonatal. Por consiguiente la evaluación hematológica y sus variaciones representan una parte importante de la atención prenatal. Las anemias nutricionales son las más frecuentes en el embarazo, entre ellas la ferropénica representa aproximadamente el 75 % de todas las diagnosticadas y se debe fundamentalmente al incremento en la utilización de hierro (Fe).(21,22) 

Hipertensión arterial: Es considerada la causa más frecuente de parto pretérmino y BPN después del embarazo múltiple, en la que el producto de la gestación se afecta tanto por la enfermedad como por los medicamentos necesarios para su control. La aparición de pre-eclampsia (PE) durante el embarazo comporta un aumento importante de la morbimortalidad perinatal asociándose con mayor incidencia de sufrimiento fetal intraparto y CIUR (18,8 % en la PE leve y 37 % en la grave).(23) 

Consumo de bebidas alcohólicas: Aunque menos conocido, no por ello deja de ser un importante factor de riesgo de BPN. El alcohol y sus metabolitos atraviesan la placenta y actúan sobre el feto, (24) produciendo en el 85 % de los casos deficiencias del crecimiento pre y posnatal (25,26) que no solo explican el recién nacido con peso inferior a la edad gestacional, si no también la pobre respuesta a la intervención nutricional durante toda la infancia.(27) No existe ningún “nivel seguro” documentado de ingesta de alcohol (28) por lo que debemos aconsejar abstenerse de ingerir alcohol durante el embarazo y la lactancia.

Teniendo en cuenta que estos factores son frecuentes en nuestra población, nos sentimos motivados para realizar este trabajo donde relacionamos los recién nacidos de bajo peso al nacer con algunos de estos factores de riesgo. De esta forma veremos qué asociación tienen los factores estudiados con los casos que tuvieron lugar en el período estudiado. También en nuestro estudio, y aprovechando el análisis que se realiza de este problema por el Programa de Atención Materno Infantil, tuvimos en cuenta la evaluación que se realiza de la Atención Prenatal y el hecho de haber estado ingresada en el Hogar Materno. No es secreto para nadie que la organización de los servicios también son determinantes del estado de salud de la población. 

OBJETIVOS
General: 
Caracterizar el comportamiento de algunos factores de riesgo relacionados con el bajo peso al nacer en el municipio Cerro, en el período 2004 - 2005

Específicos:
1. Relacionar la ocurrencia de Bajo peso al nacer con algunos antecedentes patológicos de la madre, la edad, su historia obstétrica y las patologías que se asociaron al embarazo así como su evolución nutricional, por áreas de salud.

2. Clasificar los recién nacidos bajo peso que se estudiaron por las causas que lo provocaron, según clasificación obstétrica del Bajo Peso..

3. Determinar la relación de mujeres que aportaron recién nacidos bajo peso, y el ingreso en el hogar materno en algún momento del embarazo.

4. Relacionar la ocurrencia del bajo peso al nacer con la evaluación de la atención prenatal

DISEÑO METODOLÓGICO
Se realiza un estudio descriptivo retrospectivo de dos años de los casos de bajo peso que ocurrieron en el municipio cerro en el período comprendido entre el 1ero de Enero de 2004 al 31 de Diciembre de 2005. Se utilizaron como instrumentos las encuestas que se le realizan a los casos de Bajo Peso por el Programa de Atención Materno Infantil en la Dirección Municipal de Salud. También se trabajó con el registro de embarazadas del Hogar Materno, las Historias Clínicas prenatales de estos casos y las evaluaciones que se realizaron en la discusión final con el equipo del PAMI. Se seleccionaron las variables de acuerdo a los datos disponibles en esas fuentes por lo cual hay factores de riesgo del Recién Nacido Bajo Peso que no pudimos estudiar en este trabajo.

Se realizó el análisis en todos los casos por áreas de salud para estratificar mejor el problema y fuera más útil para el trabajo del equipo. El Universo de estudio fueron los Recién Nacidos Bajo Peso del Municipio Cerro en los años 2004 y 2005 que fueron un total de 159. De este total solo pudieron estudiarse 141 casos porque 18 no fueron atendidos en las áreas de salud del Municipio.

VARIABLES UTILIZADAS:
- Edad Materna
- Antecedentes patológicos personales
- Historia Obstétrica
- Patologías asociadas al embarazo
- Evolución Nutricional
- Ingreso en el Hogar Materno
- Clasificación del bajo peso
- Evaluación de la Atención Prenatal.

Operacionalización de las variables:
Edad Materna:
Se distribuyen en grupos relacionados con las edades que se han considerado límites para la procreación Así tenemos las adolescentes (de 15 a 20), no se consideraron las menores de 15 por no haber tenido ninguna en esas edades una vez analizada la muestra. Luego las de 21 a 25, las de 26 a 29, las de 30 a 35 y las mayores de 35 años.

Antecedentes patológicos personales: Se tuvieron en cuenta aquellos que encontramos en la muestra con mayor frecuencia y que pudieran tener más influencia en el problema estudiado. Así tenemos: el Asma Bronquial, la HTA crónica, la Epilepsia, el Fibroma y otros que no especificamos por tratarse de cosas como artrosis, alergia ambiental, Cefalea a repetición etc; que no se describe importancia o influencia en la evolución del embarazo.

Historia Obstétrica: Se tuvieron en cuenta los embarazos, partos y abortos los cuales se operacionalizaron como 1 (uno), 2 , 3 o más de 3 en cada caso. Se conoce que a partir de dos partos la mujer es multípara pero mientras mayor cantidad de partos el riesgo de bajo peso al nacer es mayor, por cuanto no es igual 2 partos o abortos que más de 3. Se tomaron esos límites además temiendo en cuenta lo más frecuente estudiado en nuestra casuística. 

Patologías asociadas al embarazo: también en esta variable se tuvieron en cuenta por frecuencia de ocurrencia. Por lo tanto se tuvieron en cuenta las siguientes: Anemia, Sepsis Vaginal, HTA Gestacional, Diabetes Mellitus Gestacional, Rotura Prematura de las Membranas Uterinas, Gestorragias, y Sepsis Urinaria. Para la anemia se tomaron los criterios actuales: Se considera anemia durante la gestación cuando a Hemoglobina se encuentra por debajo de 11 g/l o el Hematócrito por debajo del 33%.

Evolución Nutricional en el embarazo actual: Se tuvo en cuenta tanto la evaluación nutricional inicial como la ganancia durante el embarazo. Se consideran para la Evaluación Nutricional a la captación los siguientes criterios:
IMC menor de 19.8 Bajo Peso.
IMC entre 19.8 y 26 Normo peso
IMC entre 26.1 y 29 Sobre peso
IMC mayor de 29 Obesa. 

Para la ganancia de peso total debe valorarse en función del peso al inicio del embarazo o del peso pregestacional. Para la evolución nutricional de la gestante es importante que se haga análisis individual y clínico teniendo en cuenta las mediciones que constituyen buenos predictores del peso al nacer y la sobre vivencia infantil como son: peso materno, talla, altura uterina, circunferencia braquial y la que nos ocupa ahora: la ganancia de peso. Esta se puede valorar por la ganancia semanal y la total teniendo en cuenta la diferencia de ganancia en las diferentes etapas del embarazo según la valoración nutricional inicial. Se utilizaron los siguientes criterios


Peso Final – Peso Inicial
Ganancia de peso semanal = ------------------------------------------- = Kg/sem.
Tiempo Final - Tiempo Inicial

A esto se le suma que la Ganancia de Peso en el Primer trimestre es aproximadamente entre 0.9 y 1.8 Kg. Para la mujer de peso normal a partir del segundo trimestre debe aumentar 0.4 Kg/sem, la Bajo peso debe aumentar 0.5 Kg/sem, la sobrepeso 0.3 Kg/sem y la obesa 0.2 Kg/sem.(29)

Ingreso en el Hogar Materno: Se tuvo en cuenta si ingresó o no en ese período en el Hogar Materno y se consideró como ingreso para el análisis el ingreso mayor de una semana. 

Clasificación del tipo de Bajo Peso: 
Se utilizó la clasificación del Dr. José Oliva cuando se refiere a alteraciones del crecimiento fetal, (30) plantea que los niños de bajo peso podrían subdividirse en los grupos siguientes:
1. Recién nacidos de corto término, pretérmino o inmaduros propios. 
2. Niños con crecimiento retardado (pequeños para la edad gestacional), mala nutrición fetal, pseudoparto pretérmino, dismadurez y distrés fetal crónico. 
3. Combinación de los grupos anteriores. 
4. Recién nacidos no clasificados adecuadamente por información incompleta. 

Evaluación de la Atención Prenatal: Para esta variable utilizamos los instrumentos y metodología de evaluación utilizada por la Dirección del Programa Materno Infantil del Municipio en las discusiones que realizan de estos casos como parte de sus actividades docentes y administrativas. Los criterios fueron: 
- Adecuada sin señalamientos: Cuando había tenido un seguimiento completo, sin faltarle interconsultas ni evaluaciones con otros especialistas y que no hubo señalamientos que hacer aun cuando no fueran relacionados con la causa del bajo peso.
- Adecuada con Señalamientos: Se realizó un seguimiento completo, aunque se señalan deficiencias que no están relacionadas directamente con la causa que provocó el bajo peso. Es decir que no por estas deficiencias se produce el bajo peso al nacer.
- Deficiente: cuando los señalamientos y deficiencias que se realizan están relacionados con la causa del bajo peso. Es decir que por una inobservancia o negligencia del personal médico no pudo evitarse que se produjera un mejor desenlace para el binomio madre-feto.

ANÁLISIS Y DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS 
En este período en el que se realiza el estudio, hubo un total de 2632 Nacidos Vivos con 159 Bajo Peso para un índice en los dos años de 6.04. Este resultado está por encima de la media nacional y por lo tanto constituye un problema para nuestro municipio. En la Tabla 1 podemos ver estas cifras. De los 159 Recién Nacidos Bajo Peso del Área, 18 no fueron atendidos por nuestras instituciones, por lo que se estudiaron un total de 141 casos solamente. 

Tabla 1. Distribución de los Recién Nacidos por Áreas de Salud.


En la Tabla 2 vemos la edad de las madres de los Recién Nacidos Bajo Peso, donde podemos apreciar que la mayor parte de ellas estaban en las edades entre 30 y 35 años. Un 10.6 % estuvo en las edades correspondientes a la adolescencia lo cual no fue predominante pero no despreciable, para un total de 15 adolescentes aportando niños con peso inferior a los 2500 g. Las mayores de 35 años aportaron el 14.1 % de los casos lo que tampoco resultó un número pequeño, pero además tampoco se diferencia de lo revisado, pues hay una tendencia actual a postergar el embarazo.

Tabla 2. Relación entre la Edad de las Gestantes y el bajo Peso al Nacer.


En el análisis de los antecedentes patológicos personales de la madre (Tabla 3), con el Bajo Peso al Nacer vemos que las patologías que más se relacionaron con los casos estudiados fueron el Asma Bronquial y la HTA crónica, con el 13.4 y 10.6 % respectivamente. No se encontraron en el universo de estudio otras enfermedades crónicas de la madre que las que se relacionan en esta Tabla 3. Las Patologías clasificadas como otras fueron entidades aisladas que no se han descrito como influyentes en el Bajo Peso al Nacer. Las patologías Epilepsia y Fibromas las describimos a pesar de ser aisladas, porque se consideran de importancia como factor de este problema de salud como esta última o porque ocurrió en tres de las áreas de salud como la Epilepsia (por la frecuencia). 

Se han propuesto varias hipótesis para explicar el posible mecanismo que interviene en la asociación entre el bajo peso al nacer y la hipertensión arterial. Se han señalado trastornos en la acción de sustancias tróficas placentarias con interferencia en la nutrición fetal, además de un posible déficit en la actividad placentaria de la enzima (11) Beta-HSD-II, e inactivación del cortisol materno y mayor exposición del feto a los glucocorticoides de la madre.(12) Una de las teorías más aceptada en la actualidad es la que se basa en la oligonefropatía congénita, donde el crecimiento intrauterino retardado (CIUR) provoca una nefrogénesis incompleta. El feto humano necesita alcanzar 2 300 g de peso para completar la nefrogénesis, de manera que después del nacimiento no ocurre nefrogénesis, por lo que el número de nefronas es fijo durante la vida extrauterina.(13) Se ha demostrado que los individuos con bajo peso al nacer tienen un significativo número menor de nefronas que aquellos con normopeso, según lo reportado por Leroy y otros, en 1991.(14) Más recientemente, en nuestro país, Mañalich y otros realizaron un estudio histomorfométrico en 35 neonatos fallecidos dentro de los 14 dias de nacidos por diferentes causas y que no tenían malformaciones renales, encontraron en aquellos con bajo peso (< 2 500 g) un número menor de nefronas que aquellos que nacieron con 2 500 g o más.(15) Esta reducción del número de nefronas provoca una hipertrofia compensatoria de las mismas. 

Tabla 3. Relación de los Antecedentes Patológicos de las Madres de los recién Nacidos Bajo Peso por Áreas de Salud 


Otro de los factores que se relacionaron con el Bajo Peso al Nacer fue la Historia Obstétrica de la madre. En la Tabla 4 vemos estos resultados y podemos apreciar que un 29.7 de las mujeres que tuvieron Recién Nacidos Bajo Peso, tuvieron más de tres embarazos. Un 12% de los casos tuvo más de tres abortos por lo que la cifra de más de tres embarazos se justifica por el número de abortos más que por el número de partos anteriores ya que con más de tres partos solo encontramos un 2.1% de los casos. La ocurrencia de tener tres partos o más, incrementa el riesgo de tener un bajo peso al nacer (32, 33, 34). En nuestro estudio no tuvimos ese hallazgo pero sí se relacionó con el antecedente de más de tres embarazos y dos o más abortos.

Tabla 4. Relación de la Historia Obstétrica con el Bajo Peso al Nacer

Fuente: Historia Clínica de la Paciente y Encuesta.

Un aspecto que miramos con especial interés fue el de las Patologías Asociadas al Embarazo y lo reflejamos en la Tabla 5. Las patologías que com mayor frecuencia se encontraron en estas mujeres con niños bajo peso fueron la Sepsis Vaginal, la Anemia y la HTA gestacional. Numerosos estudios revisados coinciden en que la anemia tiene gran relción con el bajo peso al nacer. (35, 36, 37). La anemia, y particularmente al inicio del embarazo, puede estar asociada a otras carencias nutricionales, particularmente si la madre es bajo peso, lo cual traduce un déficit de múltiples factores. La sepsis vaginal y la HTA inducida por el embarazo son causas que se asocian mayormnete al parto pretérmino como causa del bajo peso al nacer. Esto se manifestó así en la población que estudiamos. Una Patología que se relacionó de modo significativo fue la RPM para un 8,5% con un total de 12 casos. Gunn, en una revisión sobre Rotura Prematura de Menbranas, encuentra en la literatura una frecuencia entre el 9 y el 40% asociados al parto prtérmino. Oliva, en un estudio de 500 partos pretérminos en 1969, en el Hospital “Eusebio Hernández”, encuentra RPM asociada al Parto Pretérmino en un 21,6%. Lundy, en su estudio, señala que las cifras de parto pretérmino alcanzan de 13 a 16% lo cual es debido, primariamente, a RPM.(39) Con respecto a la sepsis vaginal, que fue tan frecuente en este estudio, podemos decir que está presente en la mayor parte de los casos que tuvieron RPM, aunque como se ve su incidencia por sí sola fue superior a esta última, puesto que afortunadamente, no en todos los casos aporta este resultado o tiene este desenlace. La infección intrauterina puede predisponer a la RPM por varios mecanismos, cada uno de los cuales induce la degradación de la matriz extracelular. Varios microorganismos presentes en la flora vaginal (Estreptococos Beta-hemolíticos, Estreptococos, Estafilococos Aureus, Trichomonas, microorganismos causantes de vaginosis Bacteriana) segregan proteasas, las cuales pueden degradar el colágeno y debilitar las membranas.(39) Por lo tanto en dependencia de la causa de la sepsis, esto se produce o no, al igual que depende de la calidad del manejo, rapidez y exactitud del diagnóstico que realicemos con esta paciente. Es por eso que en otro momento relacionremos la calidad del la atención prenatal con la presencia de Bajo Peso al Nacer.

Tabla 5. Relación de las Patologías Asociadas al Embarazo y el Bajo Peso al Nacer.


Un factor que encuentra coincidencia con numerosos autores de este tema es la evaluación nutricional de la madre al inicio del embarazo, y aun mayor la evolución nutricional que veremos más adelante. En cuanto al IMC de las gestantes al inicio del embarazo vemos en la Tabla 6 que un 34.0 % de mujeres estaban por debajo del 19,8 de IMC, lo cual indica que estaban bajo peso o desnutridas a la captación del embarazo. Por áreas se comportan las de Girón y Cerro similares no así el Área Antonio Maceo casi seguro debido a que el nivel socioeconómico de esta población es superior al resto de las comunidades en este Municipio. Se ha llegado a considerar la desnutrición materna como el factor de riesgo preconcepcional biológico de mayor incidencia en la evaluación desfavorable durante el primer año de vida de un niño.(35)

Tabla 6. Evaluación Nutricional de las Gestantes que aportaron Bajo Peso según IMC a la Captación.

Fuente: Historias Clínicas Prenatales.

Cobra más valor predictivo la evolución nutricional posiblemente, que el propio estado inicial de la gestante, lo cual no deja de tener importancia relevante como parte de estos factores. En el grupo de mujeres que aportaron bajo peso en este período vemos que un 53,9% para un total de 76 mujeres tuvieron una ganancia de peso escasa. Esto es muy significativo por cuanto coincide con lo planteado por otros colegas de nuestro medio y en otros países. Se ha encontrado que las madres con problemas nutricionales, presentan un mayor riesgo de parir un niño con bajo peso.(38)

Tabla 7. Evolución Nutricional de las Gestantes según IMC


Los Hogares Maternos son instituciones de salud creados en Cuba con condiciones similares a su hogar, encargadas de acoger a embarazadas con algun tipo de riesgo durante el embarazo así como aquellas gestantes que viven en zonas de difícil acceso para acercarlas a los Hospitales, con problemas nutricionales o sociales. Muy importante ha sido la influencia de la creación de estas instituciones para la reducción del Bajo Peso al Nacer. (29)

Parte de los datos que recoge la encuesta de Bajo Peso de este equipo del PAMI, es el ingreso en el Hogar Materno por lo que decidimos explorar como parte de este estudio y los resultados fueron como se observa en la Tabla 8. Aquí apreciamos que el 82,9% de los casos que aportaron Bajo Peso en el municipio no ingresaron en el Hogar Materno lo que podría haber favorecido de que un grupo importante de ellos pudieron ser prevenidos de haber recibido los beneficios de esta institución.

Tabla 8. Relación entre la ocurrencia de Bajo Peso con el Ingreso en el Hogar Materno


En cuanto a la clasificación obstétrica de los recién nacidos bajo peso, el 47,5 fueron clasificados como CIUR, el 34,7 Pretérmino como las principales causas. Esto demuestra que los problemas nutricionales predominan como hemos visto hasta el momento. El 34,7% de pretérminos podría relacionarse con el alto número de mujeres (más del 70%) que en este estudio tuvieron sepsis vaginal durante alguna etapa del embarazo. La concordancia de ambas causas solo se vio en un 12% de los casos.

Tabla 9. Recién Nacidos Bajo Peso según la Clasificación Obstétrica


La calidad del seguimiento del embarazo traduce para este mejores resultados por causas más que conocidas. En este caso, como el equipo del PAMI municipal tiene un momento donde se evalúa el seguimiento del embarazo ante la ocurrencia de estos fenómenos, decidimos revisar qué sucedía con la evaluación de la atención prenatal y los resultados en cuanto al peso del Recién Nacido. En la Tabla 10 se muestra que la mayor parte de los casos, 42,5% tuvieron una evaluación buena, mientras que no es despreciable el hecho de que un 34% tenga señalamientos y un 23,4% tenga evaluación de deficiente. Si en vez de tener como resultado un Bajo peso, estuviéramos hablando de Fallecidos el 23,4% es un número altamente sigificativo. Si tenemos en cuenta que el Bajo peso al nacer es un factor importante de riesgo para la mortalidad en esta etapa. Por lo tanto todavía queda mucho por hacer en materia de calidad de la Atención Prenatal de la cual todos ls días hablamos algo pero que aun no llega a estar como debiera teniendo en cuenta todo lo que se ha trabajado en el Programa de Atención Materno Infantil. 

Tabla 10. Evaluación de la Atención Prenatal de las Gestantes que aportaron Recién Nacidos Bajo Peso


CONCLUSIONES
1. La mayor parte de las mujeres que aportaron Bajo peso en el Cerro en este período se encontraban en edades óptimas para la maternidad, entre los 21 y 35 años, por lo que la edad no fue un factor determinante de este fenómeno.

2. Como factores maternos significativos tuvimos en los antecedentes patológicos personales al Asma Bronquial y la HTA crónica, y como Patologías asociadas al embarazo, a la Sepsis Vaginal, la anemia y la HTA Gestacional.

3. En la Historia Obstétrica de la madre tuvieron un mayor peso en este estudio los antecedentes de más de 2 ó 3 Embarazos y más de 2 abortos.

4. Tanto la desnutrición al inicio del embarazo como la ganancia insuficiente de peso se asociaron a la ocurrencia del Bajo Peso al nacer en este Municipio.

5. En la Clasificación Obstétrica de los Recién Nacidos Bajo Peso predominó el CIUR por encima del Pretérmino y el CIUR/Pretérmino.

6. La mayor parte de las mujeres estudiadas no ingresaron en el Hogar Materno y a pesar de que el menor porciento tuvo atención prenatal evaluada como deficiente, nos alarma que solo menos de la mitad de los casos, obtuvieron la evaluación de adecuada sin ningún señalamiento.

RECOMENDACIONES:
1. Realizar una intervención municipal dirigida a los factores que con mayor frecuencia se asocian al Bajo Peso al nacer en este y otros estudios que puedan existir en el área y darle seguimiento periódicamente para lograr reducir este fenómeno a la mínima expresión.

2. Proporcionar una mejor utilización de los Hogares maternos como instituciones que tienen la posibilidad de controlar de manera significativa este problema de salud.

3. Intensificar el trabajo con el Control de la Calidad a la Atención Prenatal para incrementar el número de profesionales que no tengan señalamientos en la conducción de los casos durante esta importante etapa de la vida.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1. El recién nacido de bajo peso: comportamiento de algunos factores de riesgo. Rev Cubana Med Gen Integr 1996;12(1):44-49.
2. Bortman M. Factores de riesgo de bajo peso. Rev Panam Salud. 2000;3(6):314-21. 
3. Patteden S, Dolk H. Inequalitles in low birth weight and children´s height: a comprarasion between rural and urban areas. Am Epimiol 2003;53(6):355-8. 
4. Ngare D. Predictor´s of low birth weigth. A community prospective cohort study. Afr Med 2003;75(5):296-9. 
5. Gardner J. A randomized controlled trial of a home visiting intervention on cognotion and behavior in term low birth weigth infants. J Pediatr 2003;143(6):634-9. 
6. Pérez Giraldo NM, Presno Labrador C, Sarmiento Brooks; El recién nacido de bajo peso. Algunas consideraciones epidemiológicas. http://bvs.sld.cu/revistes/mgi/vol21_5-6_05/mgsu5-605.htm.
7. Rosell Juarte E, Domínguez Basalto M, Casado Collado A, Ferrer Herrera I; Factores de riesgo del bajo peso al nacer. Rev Cubana Med Gen Integr 1996;12(3).
8. Domínguez Dieppa F, Programa Nacional de Salud Materno Infantil, Atención al Niño, Atención Integral de Salud, Temas de Medicina General Integral. Ecimed; 2001.
9. Cuba de la Cruz M, Reyes Ávila R. Bajo peso al nacer y edad materna. Rev Cubana Med Gen Integr 1992;8(4):306-10.
10. Nebott M, Rohits I, Diez E, Valero C. Maternity in adolecents at high social risk. Atención Primaria. 1993;114(3):229-41. 
11. Jiménez Acosta S, Rodríguez Gay J. Vigilancia nutricional materno-infantil de Caguayo. SA. La Habana. 1997. 
12. Rosell Juarte E, Domínguez Basulto M, Casado Collado A, Ferrer Herrera I. Factores de Riesgo del Bajo Peso al Nacer. Rev Cubana Med Gen Integr 1996;12(3):270-4. 
13. Risiko R. Das Rauchen als Risikofaktor wahred der Schawangerschaft. PTA Heute 1992;6(2):86-7. 
14. Ganzer B. Schawangerschaft und Rauchen. Pharm Ztg 1991;136(3):46. 
15. Bakketeig L, Jacobsen G, Hoffman H. Pre-pregnancy risk factors of small for gestational age births among parous women in Scandinavia. Acta Obstet Gynecol Scand 1993;72(4):273-9. 
16. Díaz O, Soler M, Soler B. Aspectos epidemiológicos del bajo peso al nacer. Rev Cubana Med Gen Integr. 1993;9(3):234-44. 
17. Díaz G, González I, Román L, Cueto T. Factores de riesgo en el bajo peso al nacer. Rev Cubana Med Gen Integr 1995;11(3):224-31. 
18. López G. La salud reproductiva en las Américas. Washington OPS, OMS. 1992. 
19. Prado L, Ramírez MA, Suárez G. Rev Cubana Med Gen Integr.1996; 12 (3):242-47. 
20. Colectivo de autores. Manual de diagnóstico y tratamiento en Obstetricia y Perinatología. Editorial Ciencias Médicas. La Habana. 2000. 
21. González de Agüero Laborda R, Fabre González E. Nutrición y Dietética durante el embarazo. 
22. Vázquez L, Vidal H. Prevalencia de anemia nutricional de mujeres en edad fértil de un área de salud. Rev Cubana Med Gen Integr 9(3):245-50.
23. Fabregat J. Aspectos perinatales del parto pretérmino. Acta Ginecol 1987;44(6):284.
24. Rama Sastryd BV. Placental toxicology. Boca Ratón, Florida, USA C RC Press 1995:27-44.
25. Elorza JFJ. Síndrome alcohólico fetal o embriopatía fetoalcohólica. Acta Pediatr Esp 1988;11:671-76. 
26. Aguilar J. Los enemigos del feto. Pediatría rural. 1996;26:211-9.
27. Comité de Genética. El alcohol en la gestación. Arch Arg Pediatr 1996;94:107-8.
28. Romera G, Fernández A, Jordan. Embriofetopatía alcohólica. Casuística neonatal propia en los últimos doce años. An Esp Pediatr 1997;47(4):405-9. 
29. Castañedo Valdés R, et al. Guía de Procedimiento de Alimentación y Nutrición de la embarazada para Hogares Maternos. 1 Ed.Cuba. Asociación Navarra Nuevo Futuro. 2004.
30. Dr. J. Oliva Alteraciones del término de la gestación y del Crec. fetal.http://bvs.sld.cu/libros_texto/libro_de_ginecologia_y_obstetricia/ cap22.htm.
31. Pérez Caballero MD, Valdés Armenteros R, l Tasis Hernández M Cordies Jackson L. Bajo peso al nacer y su relación con la hipertensión arterial en adolescentes y jóvenes. Rev cubana med v.43 n.5-6 Ciudad de la Habana sep.-dic. 2004.
32. Hernández Cisneros F, López del Castillo Suáres Inclan J, González Valdés Juan O, Acosta Cánova N. El Recién Nacido de Bajo Peso: comportamiento de algunos factores de riesgo. Rev Cubana Med Gen Integr 1986; 12(1):44-49.
33. Vázquez X. Estudio Epidemiológico del Recién Nacido de bajo peso. Rev Cubana Enfermer 1986:2 (2):123-8.
34. Fabregat J. Algunos Aspectos perinatales del parto prtérmino. Acta Ginecol 1987; 44(6):284.
35. Chaviano Quesada J, López Sosa D. Edad Materna, Riesgo Nutricional preconcepcional y Peso al Nacer. Rev Cubana Aliment Nutr 2000; 14(2):94-9.
36. Ngare DK, Nueuman C. Predictors of low birthweigth at the community level. East Afr Med J 1998; 75(5):296-9.
37. Hirve SS, Ganatra BR. Determinants of low birthweigth: a community prospective cohort study. Indian Pediatr 1994; 31(10): 1221-5.
38. Matos S, Rodríguez R, Sosa D. Repercusión de la malnutrición materna por defecto en el embarazo, el parto y el recién nacido. Rev Cubana Med Gen Integr 1997;13(6):566-71.
39. Oliva Rodríguez José A. Parto Pretérmino. Temas de Obstetricia y Ginecología. CD Maestría Atención Integral de la Mujer/contenidos/curso09/documentos/bbdoc1.pdf:Cuba,2005.

INSTITUTO SUPERIOR DE CIENCIAS MÉDICAS DE LA HABANA.
FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS
“DR. SALVADOR ALLENDE”

Autores:
Dra. Amaylid Arteaga García.
Especialista de Primer Grado en Medicina General Integral
Email: amaylidarteaga@infomed.sld.cu

Dra. Ana Margarita Toledo Fernández
Especialista de 2do grado en Medicina General Integral
Email: amtoledo@infomed.sld.cu

Ciudad de la Habana- Cuba
2006.

Articulos relacionados:
Liderezgo experiencias de una intervención en la atención primaria de salud
Resumen:
La Dirección de Salud, del Municipio de Guanabacoa, se encuentra enfrascada en la realización de cambios gerenciales que permitan alcanzar como objetivo final una mayor e...
Funciones de la vitamina C en el Metabolismo del Colágeno
Resumen:
La mayoría de los mamíferos son capaces de sintetizar vitamina C, pero algunas especies como el hombre son dependientes de fuentes exógenas de esta vitamina porque carece...
Oligoamnios. Comportamiento y manejo
Resumen:
El oligoamnios, valores de índice de líquido amniótico (ILA) inferiores a 5 cm, se encuentra entre las primeras 10 causas de cesáreas en el Hospital Ginecobstétrico “Euse...
EOMagnetoterapia y Laserterapia en la Parálisis Facial Idiopática
Resumen:
La Parálisis Facial de Bell es un episodio inexplicable de debilidad o parálisis de los músculos faciales que comienza repentinamente y va empeorando en el transcurso de ...
Disfonía y Magnetoterapia
Resumen:
En este trabajo se realizo un estudio retrospectivo_prospectivo_descriptivo de pacientes que acuden y acudieron a nuestro servicio de MFR con el objetivo de desinflamar l...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©