Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Camilo: razones para una partida en el Granma

Resumen: A pesar de su efímera vida Camilo constituye una de las personalidades más trascendentales de la Historia de Cuba. Su contribución a la obra revolucionaria puede expresarse de muy diversas maneras. El presente trabajo que tiene como título Camilo: razones para una partida en el Granma, pretende valorar su personalidad circunscribiéndose a la etapa juvenil previa al Granma, analizando el modo en que interpretó la realidad de su Patria lo cual hizo que se incorporara como un expedicionario más del Yate de la Libertad.
2,215 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: MsC Freidy García Martínez

Resumen
A pesar de su efímera vida Camilo constituye una de las personalidades más trascendentales de la Historia de Cuba. Su contribución a la obra revolucionaria puede expresarse de muy diversas maneras. El presente trabajo que tiene como título Camilo: razones para una partida en el Granma, pretende valorar su personalidad circunscribiéndose a la etapa juvenil previa al Granma, analizando el modo en que interpretó la realidad de su Patria lo cual hizo que se incorporara como un expedicionario más del Yate de la Libertad.

El material constituye un producto informativo y puede ser empleado por todos aquellos que se interesen por la vida del Señor de la Vanguardia y muy especialmente por los estudiantes de la Carrera de Marxismo Leninismo e Historia que cursan la asignatura de Pensamiento Cubano y Latinoamericano pues indudablemente si de convicción sólida y profunda se trata, no puede obviarse el estudio de esta excelsa figura paradigmática de Cuba.

Para la materialización de este trabajo se emplearon diferentes fuentes bibliográficas constituyendo de mayor valor su propia correspondencia por permitirnos analizar directamente su pensamiento y enjuiciarlo sin apología como una de las figuras más preclaras de los tiempos de la lucha armada en Cuba, así como un firme impulsor por tomar el camino de la Revolución.

En momentos en que la Unión de Jóvenes Comunistas exige de cada joven su incondicionalidad, puesta al servicio de esta Revolución que vive momentos cruciales, cabe recordar a miles de jóvenes anónimos o protagonistas que otrora cumplieron con el sagrado deber de la Patria.

Para la posteridad queda como inspiración uno de esos grandes jóvenes revolucionarios cubanos: Camilo Cienfuegos Gorriarán – vanguardia entre la vanguardia, expedicionario del Granma, combatiente de la Sierra, conductor de la Columna No. 8 Ciro Redondo, Héroe de Yaguajay, Comandante de las Fuerzas Armadas de La Habana y también hombre designado por Fidel Castro para contrarrestar la Conjura Contrarrevolucionaria de Hubert Matos en Camagüey, su último aporte a la causa cubana-.

Su contribución a la Revolución pudiera expresarse de muy diversas maneras pero preferimos a través de estas páginas enmarcarnos solo en el modo en que interpretó la realidad de su Patria lo cual hizo que se incorporara como un expedicionario más del Yate de la Libertad, convirtiéndose así en una personalidad sobresaliente de la vida de nuestra nación.

Camilo tenía un pensamiento político ideológico muy definido, totalmente identificado con la línea revolucionaria. Su radical formación ideológica se inició en el modesto hogar en que nació, tuvo continuidad durante su juventud, la cual se desarrolló en Cuba y Estados Unidos como obrero y continuó posteriormente en ascenso en medio de la lucha armada y el triunfo revolucionario de enero de 1959.

Salido de su nación y en busca de mejor empleo –aunque algunos biógrafos nieguen que fue este el móvil que lo llevó a Estados Unidos- está el joven Camilo como inmigrante en Nueva York, ciudad en la que se vincula a la Junta Patriótica Cubana –organización de exiliados cubanos- que lo hizo partícipe de acciones antibatistianas, antitrujillistas y antisomocistas. En La Voz de Cuba –periódico editado por esta organización- escribía su artículo “Identificación Moral”, expresión de su ya ideal revolucionario y profunda admiración por los héroes:

“El pueblo de Cuba, allá en nuestra tierra, y nosotros aquí, alejados
y separados por la distancia, pero unidos por los mismos sentimientos
y dispuestos en cualquier momento a regresar a nuestra tierra amada
para unirnos a nuestros padres, hermanos y amigos, para juntos ofren- 
dar nuestras vidas tal como lo hicieron nuestros gloriosos mambises 
que son nuestros guías”. (1)

Agentes de inmigración repatriaron a Camilo, quien llega a Cuba el 5 de julio de 1955. El tiempo que aquí permanece lo hace palpar la realidad existente. Ya para estos momentos es un joven enteramente preocupado por la situación política de Cuba:
“… insoportable (…) los ciudadanos ya sin los más mínimos derechos, los atropellan (…), policías (…) portando ametralladoras. Existe un “régimen de fuerza, oprobio, desvergüenza y opresión (…), políticos parlanchines, millonarios (…) falsos dirigentes. (2)

Se involucra a través de su hermano Osmany a la rebeldía estudiantil que tiene su centro en la Universidad de La Habana. El 7 de diciembre asiste a una manifestación para conmemorar la muerte de Maceo, donde resulta herido en la pierna izquierda y por tal causa queda ingresado en la Sala de Estudiantes del Hospital Calixto García allí
“experimenté una de las emociones más grandes de mi vida (…) sentí ganas de llorar y ponerme a gritar VIVA CUBA. Fue cuando pensé que Cuba, cueste lo que cueste, tienen que ser libre” (3)

El 28 de enero de 1956 participaba en un acto para rendirle tributo a Martí.
“Me acerqué a la estatua del Apóstol, rindiéndole homenaje silente y pensando cómo está la tierra por la cual murió” (4). Posteriormente fue golpeado por la policía, detenido y fichado por el Buró de Represión de Actividades Comunistas (BRAC).

El estar Camilo inmerso en algunas de las acciones de La Habana, lo convierten en manifestante de calle unido al estudiantado de la época. En el tiempo que en Cuba estuvo hizo todo cuanto le fue posible en aras de la revolución. Esta grave e insoportable situación así como las vicisitudes por las que atravesó le hicieron mayor el deseo de hacer algo contra la tiranía. (5) 

Cuando el calendario señalada la fecha 25 de marzo de 1956, Camilo regresa a los Estados Unidos. Llega a Miami y se traslada tres semanas después a San Francisco – ciudad donde residía su esposa Isabel Blandón-.

Indudablemente, la realidad cubana que palpó en los ocho meses de estancia en el país lo convencen de que la única forma de derrotar al tirano es por medio de las armas y que Fidel era el único capaz de conducir con éxito este tipo de lucha revolucionaria. De tal manera, el estar nuevamente en Estados Unidos, según reflexionó entonces, solo significaba el trampolín para llegar a México porque
“Mi único deseo, mi única ambición es ir a Cuba y estar en las primeras líneas cuando se combata por el rescate de la libertad y de la hombría. Es imposible para mí permanecer alejado de los problemas”. (6)

Desde San Francisco la numerosa correspondencia destinada a familiares y amigos, a la vez que revela su carácter jocoso, dan luz a su profundo pensamiento revolucionario, entiende ya que
“Cuba en estas horas negras necesita de cada ciudadano, de cada hombre, su mayor esfuerzo; el mío fue, es y será pequeño pero será íntegro para ella”. (7) ¿Acaso vaticinaba su efímera vida por poner esta al servicio de la revolución?

Sus letras nada esconden. Todo lo que hasta ahora había hecho estaba al servicio de la Patria, lo que haría también. Sus pesares eran constantes por haber abandonado Cuba en los momentos en que más esta lo necesitaba, no obstante pronto estaría a su lado bajo la guía de Fidel, la esperanza de libertad para el pueblo cubano.

Incuestionable es la madurez de pensamiento político de Camilo para entonces. Sus actos así como su sistemática correspondencia que deja entrever con nitidez su ideología, nos permiten enjuiciarlo sin apología como una de las figuras más preclaras de los tiempos de la lucha armada en Cuba, así como un firme impulsor por tomar el camino de la Revolución.

Las razones por las cuales debía marchar hacia Cuba estaban bien claras. Por eso entendía que era necesario un cambio sustancial, según él
“es deber nuestro, sino seríamos malnacidos, el de cooperar de un modo u otro con la causa cubana”. (8)

El 19 de septiembre de 1956 partió en busca de su nuevo destino. Arribaba a Ciudad Juárez el día 21. En México afirmaba a un amigo “… Desde el mismo momento de pasar la frontera sentí una gran tranquilidad, la gran tranquilidad que significa ir a cumplir con lo que yo considero es hoy el deber primero, el deber con la Patria, créeme que si no hago esto no podría vivir tranquilo más nunca.”(9)

En México todo estaba acondicionado y seleccionado los hombres que vendrían en el Granma. Su incorporación al grupo expedicionario fue difícil. Después de reiteradas negativas fue aceptado. Se abría, aún más su camino a lo imperecedero al figurar su nombre gracias a su tenacidad y persuasión en la lista del Yate, el Yate que partía rumbo a Cuba para conquistar la libertad. 

La Juventud Cubana y del mundo puede contar hoy con esta excelsa figura paradigmática, que jamás perdió la fe, que tuvo siempre una convicción política sólida e inquebrantable, un hombre cuya lealtad, audacia y valentía eran rasgos intrínsecos de su personalidad. Queden entonces para esos jóvenes estas palabras suyas llenas de optimismo que son testimonio de su profundo pensamiento revolucionario:

“¿Qué tengo? ¿Qué he hecho? ¿Qué soy? Nada que siquiera valga la pena gastar tinta y papel en explicarlo. Mas eso no significa que no haya hecho el esfuerzo y luchado por conseguirlo (…) una cosa que sí (…) puedo asegurar con franqueza es que (…) mi cerebro y mi corazón no están dormidos, sino alertas y dispuestos a enfrentarse a la vida y sus contratiempos, no importan cuales sean.” (10)

Referencias bibliográficas
(1) Cienfuegos Gorriarán, Camilo: [Identificación Moral] p.11. — En Pérez, 
Gabriel. Camilo cronología de un héroe — La Habana : Editorial 
Gente Nueva, 1976.
(2) Cienfuegos Gorriarán, Camilo: [Carta a José Antonio Pérez] 10 de 
mayo de 1956. — p. 136-140 — En Gálvez Rodríguez, William. 
Camilo Señor de la Vanguardia. — La Habana : Editorial Ciencias 
Sociales, 1979.
(3) Ibidem 
(4) Ibidem
(5) Ibidem
(6) Ibidem
(7) Ibidem 
(8) Ibidem
(9) Ibidem 
(10) Cienfuegos Gorriarán, Camilo: [Carta a Humberto Rodríguez] 12 de 
octubre de 1956. — p.149 — En Gálvez Rodríguez, William. 
Camilo Señor de la Vanguardia. — La Habana : Editorial Ciencias 
Sociales, 1979.

Bibliografía
Cienfuegos Gorriarán, Camilo: Páginas del Diario de Campaña. Editorial 
Gente Nueva, 1974.
Cabrera Álvarez, Guillermo: Camilo Cienfuegos. El hombre de mil 
anécdotas. Editora Política, La Habana, 1984.
Fernández González, Elieser: Camilo presente en su pueblo. Editorial 
Pueblo y Educación, La Habana, 1998.
Gálvez Rodríguez, William: Camilo Señor de la Vanguardia. Editorial 
Ciencias Sociales, La Habana, 1979.
Guevara de la Serna, Ernesto: Pasajes de la guerra revolucionaria. Editora 
Política, La Habana, 2000.
Llanes, Julio M: Canción para una sonrisa. Editora Abril, 1985.
Pérez, Gabriel: Camilo cronología de un héroe. Editorial Gente Nueva, La 
Habana, 1976.

Autores: 
MsC Freidy García Martínez.
Prof Asistente Mayelin Ruiz Álvarez.
Sede Pedagógica de Fomento.

Articulos relacionados:
Nicolás Maquiavelo
Resumen:
Su Biografía. Su pensamiento. Carta de Maquiavelo a su amigo Vettori. Cronología de su Vida. Obras de Nicolás Maquiavelo. "El príncipe".
Juan Gonzalo Rose
Resumen:
Poeta y periodista, Juan Gonzalo Rose nació en Tacna en 1928 y murió en Lima en 1983. Estudió letras en la Universidad de San Marcos. Deportado por la dictadura de Odría,...
Simón Bolívar
Resumen:
Cronología de la Vida del libertador. Origen de la Familia Bolívar Palacio Blanco. Padres de El libertador Simón Bolívar. Nacimiento de Simón Bolívar. Su Bautizo. Infanci...
Vilma Espín de Castro y Madame Ceausescu
Resumen:
La obra es la historia de la legendaria Vilma Espín, esposa de Raúl Castro Ruz, el segundo hombre de mayor poder en Cuba, y la sanguinaria Madame Ceausescu, Primera Dama ...
Vida y obra de José Martí a través de ilustraciones (doc)
Resumen:
Está por más decir que por la dimensión que pretende, este trabajo siempre se encontrará en proceso de edificación. Se hace con mucho amor con el deseo de dar a conocer e...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©