Ilustrados comunidad mundial educativa
Inicio | Escribenos
User: Pass: Recordar ó (Registrate!)

| !Publicar Articulo¡

Parasitismo intestinal en niños menores de cinco años en el período comprendido de septiembre del 2004 a octubre del 2005

Resumen: Estudio descriptivo del comportamiento del parasitismo intestinal en el Area de Salud de Niquero, ProvinciaGranma, Cuba. Los niños más afectados por el parasitismo intestinal fueron los de 4 y 5 años, predominando el sexo masculino.Los parasitosis más frecuentes fueron por Giardia Lamblia y Entoameba Histolytica.El monoparasitismo predominó sobre el poliparasitismo.(E)
1,949 visitas
Rating: 0
Tell a Friend
Autor: Dr. Miguel Serra Valdes y Otros Autores

RESUMEN
Estudio descriptivo del comportamiento del parasitismo intestinal en el Area de Salud de Niquero, ProvinciaGranma, Cuba. Los niños más afectados por el parasitismo intestinal fueron los de 4 y 5 años, predominando el sexo masculino.Los parasitosis más frecuentes fueron por Giardia Lamblia y Entoameba Histolytica.El monoparasitismo predominó sobre el poliparasitismo.El percápita familiar inferior a 100 pesos y el nivel de instrucción secundaria y primaria resultaron influyentes negativamente en los niños afectados, así como factores epidemiológicos como la ingestión de agua no tratada, la mala higiene personal y de los alimentos y la disposición adecuada de excretas y residuales líquidos.El comportamiento clínico de estas parasitosis resultó acorde con lo reportado en la literatura.Los parásitos más resistentes al tratamiento médico fueron la Giardia Lamblia y Entoameba Histolytica. Los poliparasitados tuvieron mayor por ciento de curación.Influyó negativamente en la curación la no modificación de los factores de riesgo.

INTRODUCCIÓN
El término parásito ha sido utilizado histórica y convencionalmente para hacer referencia sólo a los organismos infecciosos que pertenecen al reino animal, es decir; protozoos, helmintos y artrópodos.1 

Las enfermedades infecciosas debidas a protozoos y helmintos son una causa importante de morbilidad y mortalidad de los lactantes y los niños de muchas partes del mundo, constituyendo uno de los principales problemas de salud que afecta a todos los grupos poblacionales del mundo contemporáneo.

Existe en el mundo una alta prevalencia de infección parasitaria que contribuye a una severa malnutrición asociada con diarrea persistente en los niños, muchos de ellos evidencian una pérdida de proteínas asociadas con una hipoalbuminemia lo que demuestra la necesidad de rápido diagnóstico y tratamiento oportuno de dicha afección.2 

Se considera que existe en la población mundial 1 110 millones de personas infectadas por céstodos, 240 millones por tremátodos y 3 200 millones por nemátodos, si a esto se le añade que los protozoos, especialmente la Entamoeba histolytica y la Giardia lamblia, afecta de un 20–50 por ciento de la población mundial incluidos países desarrollados; se puede comprender con exactitud la magnitud del problema que significan los parásitos intestinales.3, 4, 5 

Aunque el problema que constituye el parasitismo intestinal está presente en todos los países del mundo, es incuestionable que aquellos cuyo nivel socioeconómico es peor, son los que resultan especialmente más afectados.

Los países del Tercer Mundo tienen una situación crítica en lo que a este fenómeno se refiere, puesto que es bien conocido que existen en estos lugares del planeta numerosas características que influyen favorablemente en la proliferación de los mismos en la población.

Así podemos enumerar como la falta de medidas sanitarias, el nivel de pobreza, la promiscuidad, el abandono, las malas condiciones higiénicas de la vivienda y su hacinamiento, la convivencia con animales domésticos, el consumo de agua con pésimas condiciones de higiene, la contaminación del medio ambiente en general; son algunas de las situaciones que agravan este fenómeno en estos lugares del mundo.6 

La parasitosis intestinal puede ocurrir en todas las personas y en cualquier lugar sin importar raza, estado económico, o situación geográfica; pero la frecuencia y el tipo de parásito pueden variar de una región a otra.7 

La población infantil ha sido tradicionalmente la más susceptible de este fenómeno, siendo ella donde se reportan los mayores índices y donde más consecuencias desfavorables se producen. Se ha observado que aquellos niños poliparasitados tienen un ritmo de crecimiento inferior y su estado nutricional es deficitario. Este grupo de enfermedades afecta principalmente el desarrollo físico y mental de los niños que son los más vulnerables. De manera general, el daño que produce el parasitismo intestinal, es más bien sordo y se manifiesta mediante síntomas y signos inespecíficos que en ocasiones disminuyen la capacidad potencial, intelectual y laboral; condicionando a la vez el terreno para que se añadan otras enfermedades que puedan provocar daños mayores y la muerte.8

Nuestro país no se ha mantenido al margen de este fenómeno. Antes del año 1959 la situación socioeconómica de Cuba era precaria y las condiciones de vida en los campos era pésima, y esto hacía que los niveles de salud de estos sectores y de la población en general fueran muy deficientes y que el parasitismo intestinal tuviera una prevalencia en los diferentes sectores; sobre todo, en el rural; siendo una causa importante de morbimortalidad en la edad pediátrica, así como la principal causa de enfermedad diarreica aguda en aquellos tiempos. Después del Triunfo de la Revolución ha sido preocupación constante de nuestra Estado elevar las condiciones higiénico-sanitarias del país junto a otras mejoras de las condiciones socio-económicas de la población.

Con la instauración del Programa Nacional contra la Gastroenteritis y la apertura de salas de Gastroenterología en todos los hospitales que brindan servicios pediátricos, se inició el Programa Nacional de Control del Parasitismo; basado en la infraestructura favorable que ofrece el Médico de la Familia, lo que permite en el seno de la comunidad; estudiar de forma activa dicho programa.9 

La sintomatología que los parásitos ocasionan depende fundamentalmente del tipo de parásito, grado de infestación, y el estado de las defensas generales e inmunológicas del paciente. Los síntomas pueden variar desde pequeñas molestias hasta cuadros clínicos graves, en ocasiones fatales; los más frecuentes son: 10,11

  • Astenia

  • Anemia severa

  • Anorexia

  • Diarreas

  • Adelgazamiento

  • Prurito anal

  • Desnutrición

  • Dolores abdominales

  • Trastornos del sueño

  • Trastornos psíquicos

Si estos síntomas no son tratados a tiempo se presentan complicaciones tales como: neumopatías funcionales y orgánicas, hepatomegalia por hepatitis reactiva, abscesos, cirrosis, colecistitis o íctero, abdomen agudo por perforación y obstrucción, miocardiopatías y/ o insuficiencia cardiaca, meningitis y abscesos cerebrales; entre otras.12

Considerando que muchas complicaciones ocasionadas por el parasitismo intestinal son permisibles, teniendo en cuenta que uno de los objetivos fundamentales del programa de parasitismo intestinal es la implantación y sistematización de actividades docentes e investigativas que sirven de base a la optimización del programa.13 

La compleja situación que representa el parasitismo intestinal y su estrecha relación inversa con las condiciones socioeconómicas de la población, plantea una difícil solución al problema, por cuanto está demostrado que la quimioterapia por sí sola no puede resolverlo, es necesario para el éxito de esta lucha que se brinde el saneamiento del medio y las mejoras de las condiciones socioeconómicas de la población, la atención que estos merecen, de manera que sea factible de modificar los hábitos y costumbres que favorecen el mantenimiento de la transmisión.14,15

Nos motivó a realizar este trabajo para conocer los principales factores de riesgo que influyen en la aparición del parasitismo intestinal en nuestra área de salud, actuando sobre ellos de una forma continua. Con el apoyo comunitario seremos capaces de disminuir la morbimortalidad por parasitismo intestinal. 

OBJETIVOS
General:
Describir el comportamiento clínico- epidemiológico del parasitismo intestinal en niños menores de cinco años, atendidos en el Área de Salud del Policlínico “Ernesto Guevara”, de Niquero en el período comprendido desde Septiembre de 2004 a Octubre de 2005.

Específicos:
1. Distribuir los niños afectos según grupos de edades y sexo y relacionarlos con la especie de parásito.
2. Determinar el tipo de parasitismo.
3. Identificar variables epidemiológicas y factores socioeconómicos familiares.
4. Conocer el comportamiento clínico.
5. Evaluar resultados del tratamiento médico y de la labor educativa preventiva.

MÉTODO
Se realizó un estudio descriptivo de tipo transversal en el Área de Salud del Policlínico “Ernesto Guevara”, de Niquero en el período de Septiembre de 2004 a Octubre de 2005.

El universo de estudio estuvo conformado por la población menor de cinco años no institucionalizada, perteneciente a la totalidad de los consultorios médicos del casco urbano, conformándolo 628 niños menores de cinco años.

De estos 628 menores de cinco años, 208 niños fueron positivos en al menos 1 de los estudios de heces fecales seriados realizados, los cuales todos integraron el estudio. 

Se seleccionó una muestra aleatoria del resto de los niños con exámenes de heces fecales negativos con síntomas sugestivos de parasitismo de igual número para comparar variables.

Para dar salida a los objetivos específicos se consideró la operacionabilidad de las siguientes variables:

VARIABLE

TIPO

OPERACIONALIZACIÓN

INDICADOR

ESCALA

DESCRIPCIÓN

Edad

Cuantitativa continua

· Menos 1 año.
·
1 año.
·
2 años.
·
3 años.
·
4 años.
·
5 años.

 Según años cumplidos en el momento del estudio.

 Media Desviación estándar

Sexo

Cualitativa nominal dicotómica.

· Femenino.

· Masculino.

Según sexo biológico.

Por ciento

 Especie de parásito aislado.

 Cualitativa nominal politómica.

· Giardia Lamblia.

· Ameba Histolytica.

· Trichuri Trichuris.

· Necátor Americano.

· Áscaris Lumbricoide

· Oxiuro.

· Otros.

 Según aislamiento en heces fecales.

Por ciento

Tipo de parasitismo.

Cualitativa nominal dicotómica.

· Monoparasitado.

· Poliparasitado.

Según aislamiento en heces fecales.

Por ciento

 Síntomas clínicos

 Cualitativa nominal politómica

· Astenia.

· Anorexia.

· Náuseas.

· Vómitos.

· Fiebres.

· Diarreas.

· Dolor Abdominal.

· Trastornos alérgicos.

· Prurito anal.

· Otros.

 Según referencia de la madre.

Por ciento.

 

VARIABLE

TIPO

OPERACIONALIZACIÓN

INDICADOR

ESCALA

DESCRIPCIÓN

Hábitos higiénicos asociados al parasitismo.

Cualitativa nominal politómica.

· No lavado de frutas y verduras.

· No lavado de manos.

· Ingestión de agua no tratada.

· Andar descalzo.

· Contacto directo con animales domésticos.

· Convivencia con personas parasitadas.

· Chupar teteras.

· Otros.

 Según referencia de la madre.

 Por ciento.

Disposición de excretas.

Cualitativa nominal politómica.

· Letrina sanitaria.

· Inodoro.

· Fecalismo al aire libre.

· Otros.

 Según referencia de la madre.

 Por ciento.

 Escolaridad de los padres.

 Cualitativa nominal

· Primaria.

· Secundaria.

· Preuniversitario.

· Técnico Medio.

· Universitario.

 Según nivel escolar vencido.

 Por ciento

Percápita  familiar.

Cualitativa continua.

· Menos de 50 pesos.

· Entre 50-100 pesos.

· Mayor 100 pesos.

 Según ingreso de salario.

 Media Desviación estándar.

Curación después del tratamiento.

Cualitativa nominal dicotómica

· Cura.

· No cura.

Según resultado de laboratorio.

Por ciento.

 Evaluación de los pacientes según tipo de parasitismo.

 Cualitativa nominal dicotómica

· Monoparasitado.

o         Cura.

o         No cura.

·    Poliparasitado.

o         Cura.

o         No cura.        

 Según resultado de laboratorio.

 Por ciento.

 

VARIABLE

TIPO

OPERACIONALIZACIÓN

INDICADOR

ESCALA

DESCRIPCIÓN

Evaluación de los pacientes según modificación de hábitos higiénicos asociados al parasitismo.

Cualitativa nominal politómica.

· Modifica hábitos higiénicos.

-          Cura.

-          No cura.

·    No modifica hábitos higiénicos.

-          Cura.

-          No cura.         

 

 

Según referencia de la madre.

 

 

 

Por ciento.

Control semántico
Parásito
El término parasitismo describe la presencia de un ser vivo, animal o vegetal, que pasa un aparte o la totalidad de su existencia en el interior de otro u otros seres vivos más potentes que él, a expensas del cual se nutre, produciéndole o no lesiones aparentes o inaparentes. 
En este estudio se analizaron endoparásitos intestinales.

Consideraciones éticas
Consentimiento informado de la madre a participar en el estudio. Se le explicaron los objetivos del estudio y la importancia de su participación. Se les garantizó la confidencialidad de la información que ellas brindaran y la posibilidad de abandonar el estudio si así lo deseasen, sin repercusión alguna. La aceptación de las pacientes a participar en el estudio se le solicitó verbalmente y por escrito 

Técnicas y procedimientos
La recolección de la información se llevó a cabo mediante una encuesta realizada por los Médicos y Enfermeras de la Familia previamente entrenados, a las madres de los niños afectados y otra encuesta para la evaluación de los resultados del tratamiento y de la labor educativa a los Médicos de Asistencia.
Los datos obtenidos fueron procesados y analizados en el Sistema Operativo Windows y Microsoft Excel y procesados en el Programa SPSS. 
Se confeccionaron tablas estadísticas para exponer los resultados que se expresan en números absolutos y porcentajes y se comparan los datos obtenidos con estudios realizados por otros investigadores de origen nacional e internacional.

RESULTADOS Y DISCUSION
Distribución del parasitismo intestinal según grupo de edades
- Como reflejamos en la Tabla 1 dentro de los pacientes parasitados encontramos el mayor número entre los 4 y 5 años, representado el primer año de vida como los menos afectados por estas entidades, concordando con estudios realizados en 1997 (8), cuando se concluyó que estas eran las edades proclives para la mayor incidencia de parasitismo intestinal pues estos niños se encontraban en mayor contacto con los factores de riesgos de estas enfermedades. Mientras que los menores de un año están mejor protegidos por la lactancia materna y el mayor cuidado de los padres.

TABLA 1: Distribución del parasitismo Intestinal según grupo de edades
PARASITISMO INTESTINAL EN NIÑOS DE 0-5 AÑOS NO INSTITUCIONALIZADO.
EPIDEMIOLOGIA.
POLICLINICO “Ernesto Guevara” de Niquero
Septiembre de 2004 a Octubre de 2005.


Fuente: Encuesta

Distribución del parasitismo intestinal según tipo de parásitos 
- Partiendo de los resultados representados en la Tabla 2, un total de 208 pacientes se encontraban parasitados, de ellos el sexo masculino resultó el más afectado, constituyendo la Giardia Lamblia el parásito de mayor frecuencia entre los hallados en la población estudiada, seguido de la Entoameba histolytica y el Enterobius Vermiculares destacando un 36.5 % de los afectados como poliparasitados. Comparando estos resultados con estudios realizados en el año 1989 (3) y luego en el 2001(5), ambos en La Habana, donde coincidieron que la Giardia Lamblia y la Entoameba histolytica fueron los parásitos de mayor incidencia en las áreas estudiadas sumándose en nuestro medio el Enterobius Vermiculares correspondiéndose también con resultados de informes del Comité de Expertos de la OMS en el año 2002(4).

TABLA 2: Distribución según tipo de parásito por sexo
PARASITISMO INTESTINAL EN NIÑOS DE 0-5 AÑOS NO INSTITUCIONALIZADO.
EPIDEMIOLOGIA.
POLICLINICO “Ernesto Guevara” de Niquero
Septiembre de 2004 a Octubre de 2005.

TIPO DE PARASITO

MASCULINO

FEMENINO

TOTAL

No

%

No

%

No

%

Giardia lamblia

6

36,46

30

29,12

96

33,8

Entoamoeba hystolytica

35

19,34

29

28,15

64

22,53

Trichuris trichuris

19

10,49

12

11,65

31

10,91

Necator americanus

14

7,74

10

9,7

24

12,67

Áscaris lumbricoide

15

8,28

6

5,82

21

7,39

Enterobius vermicularis

32

17,69

16

15,56

48

16,90

Fuente: Encuesta 
* 76 PACIENTES POLIPARASITADOS. 

Distribución del parasitismo intestinal según el nivel de escolaridad de los padres
- Como apreciamos en la Tabla 3, es el nivel educacional secundario el prevaleciente seguido del nivel primario, por lo que al comparar estos resultados con el estudio realizado en 1988(6) se concluyó que a menor nivel educacional mayor probabilidad de padecer parasitismo intestinal. Vemos que en nuestra población encontramos estos resultados debido a la idiosincrasia del lugar, donde es más importante el trabajo que el estudio y la superación, a pesar de haber escogido el área perteneciente al casco urbano.

TABLA 3: Distribución según la escolaridad de los padres
PARASITISMO INTESTINAL EN NIÑOS DE 0-5 AÑOS NO INSTITUCIONALIZADO.
EPIDEMIOLOGIA.
POLICLINICO “Ernesto Guevara” de Niquero
Septiembre de 2004 a Octubre de 2005.

ESCOLARIDAD

PARASITADOS

NO PARASITADOS

No.

%

No.

%

PRIMARIA

47

22.59

28

13.46

SECUNDARIA

115

55.29

100

48.08

PRE-UNIV

32

15.38

56

26.93

UNIVERS

14

6.74

24

11.53

TOTAL

208

100

208

100

Fuente: Encuesta

Distribución del parasitismo intestinal según el percápita familiar.
- En la Tabla 4, observamos luego de un análisis profundo de la percápita familiar de mayor frecuencia son los del grupo de 50 a 100 pesos, seguidos de los de menos de 50 pesos, representando el 50.97% y 32.69% de los parasitados, respectivamente, por lo que llegamos a la conclusión que la compleja situación que presenta el parasitismo intestinal guarda una estrecha relación inversa con este factor analizado. Correspondiéndose con los resultados obtenidos en 1999 (14,15), por lo que a menores ingresos menos posibilidad de cambiar el modo y estilos de vida sanos, constituyendo lo que hoy en día llamamos “los problemas sociales de la ciencia y la tecnología”.

TABLA 4: Distribución según per cápita familiar
PARASITISMO INTESTINAL EN NIÑOS DE 0-5 AÑOS NO INSTITUCIONALIZADO.
EPIDEMIOLOGIA.
POLICLINICO “Ernesto Guevara” de Niquero
Septiembre de 2004 a Octubre de 2005.

PERCAPITA FAMILIAR (en pesos )

PARASITADOS

NO PARASITADOS

No

%

No

%

Menos de 50

68

32,69

21

10,1

50 a 100

106

50,97

98

47,12

Mayor de 100

34

16,34

89

42,78

TOTAL

208

100

208

100

Fuente: Encuestas 

Tipo de parasitismo
- En la Tabla 5 se refleja el tipo de parasitismo según sexo resultando mayor tanto los monoparasitados como los poliparasitados el masculino, estando quizás en relación con elementos de las costumbres propias de estas zonas donde pudimos constatar al trabajar en esa área los mejores cuidados se dirigen a los niños del sexo femenino comparado con los del sexo masculino. Por ejemplo: vestuario, calzado. El porcentaje de monoparasitados fue la principal forma encontrada siendo la segunda forma el poliparasitismo, por lo que llegamos a la conclusión que la determinación del tipo de parasitismo como variable es muy importante pues de ello depende la conducta profiláctica y terapéutica a seguir, así como la prevención de las posibles complicaciones de estas afecciones, encontrándonos en correspondencia con estudios realizados en varios municipios de Ciudad de La Habana en 1998 (10) donde se demostró la veracidad de este aspecto para el manejo del conjunto de estas enfermedades.

TABLA 5: Clasificación del tipo de parasitismo según sexo
PARASITISMO INTESTINAL EN NIÑOS DE 0-5 AÑOS NO INSTITUCIONALIZADO.
EPIDEMIOLOGIA.
POLICLINICO “Ernesto Guevara” de Niquero
Septiembre de 2004 a Octubre de 2005.

TIPO DE PARASITISMO

MASCULINO

FEMENINO

TOTAL

No.

%

No.

%

No.

%

MONOPARASITADOS

104

78.8

28

21.2

132

63.5

POLIPARASITADOS

44

57.8

32

42.1

76

36.5

TOTAL

148

100

60

100

208

100

Fuente: Encuesta
* En base al Total de parasitados.

Principales síntomas que presentan los pacientes parasitados
Al estudiar los principales síntomas presentes en los niños parasitados se reflejan en la Tabla 6.
- En orden de mayor a menor frecuencia los síntomas clínicos fueron astenia y anorexia, náuseas y vómitos, fiebres, diarreas, dolor abdominal y prurito anal, coincidiendo con estudios realizados en 1998 (10) y reafirmados en el 2004 (17) en un monitoreo realizado en el municipio Cerro, Ciudad de La Habana y en los textos clásicos (3, 6)

TABLA 6: Principales síntomas que presentan los pacientes parasitados
PARASITISMO INTESTINAL EN NIÑOS DE 0-5 AÑOS NO INSTITUCIONALIZADO.
EPIDEMIOLOGIA.
POLICLINICO “Ernesto Guevara” de Niquero
Septiembre de 2004 a Octubre de 2005.

SINTOMAS CLINICOS

NUMERO

PORCIENTO

Astenia y anorexia

149

71,63

Náuseas y vómitos

91

43,75

Fiebre

55

26,44

Diarrea aguda

45

21,63

Dolor abdominal

52

25,0

Trastornos alérgicos

28

13,46

Prurito anal

52

25,0

Asintomático

32

15,38

Fuente: Encuesta.

Factores de riesgo modificables asociados al parasitismo intestinal
En el estudio de los factores de riesgo modificables asociados al parasitismo intestinal se observa en la Tabla 7 que los más frecuentes son: 
· Ingestión de agua no tratada.
· No lavado de manos.
· No lavado de frutas y verduras.
· Contacto directo con animales domésticos.
· Mala higiene ambiental.
· Convivencia con personas parasitadas.
· Chupado de teteras.

TABLA 7: Factores de riesgos modificables asociados al Parasitismo Intestinal


Disposición de excretas y residuales líquidos en los domicilios de los pacientes parasitados.

En la Tabla 8 se especifican los elementos encontrados de acuerdo a la disposición de excretas y residuales donde las letrinas sanitarias inadecuadas tienen el mayor porcentaje de presencia entre los parasitados con el 68,27 % de los mismos.

En las Tablas 7 y 8, representamos el comportamiento de los factores de riesgos donde encontramos el consumo de agua no tratada, la inadecuada disposición de excretas y residuales líquidos, no lavado de las manos, no lavado de frutas y verduras, contacto directo con animales domésticos, mala higiene personal y ambiental como los factores más importantes en la aparición del parasitismo intestinal en los niños estudiados, constituyendo comunes para cada una de las entidades nosológicas que corresponden a este gran síndrome. De igual manera quedó demostrado en los años 1998, 1999 (10, 11,15) la influencia de estos factores de riesgos, añadiendo que la quimioterapia por sí sola no puede resolverlo, es necesario para el éxito de la lucha la modificación de los hábitos y costumbres que favorecen

TABLA 8: Disposición de las excretas y residuales líquidos en los domicilios de los pacientes parasitados
PARASITISMO INTESTINAL EN NIÑOS DE 0-5 AÑOS NO INSTITUCIONALIZADO.
EPIDEMIOLOGIA.
POLICLINICO “Ernesto Guevara” de Niquero
Septiembre de 2004 a Octubre de 2005.


Fuente: Encuesta

TABLA #9: Resultados de los complementarios después del tratamiento médico
PARASITISMO INTESTINAL EN NIÑOS DE 0-5 AÑOS NO INSTITUCIONALIZADO.
EPIDEMIOLOGIA.
POLICLINICO “Ernesto Guevara” de Niquero
Septiembre de 2004 a Octubre de 2005.


Resultado de los complementarios después del tratamiento antiparasitario.

En la Tabla 9 se reflejan los resultados de los estudios de heces fecales después del tratamiento médico Al analizar los resultados reflejados en la Tabla 9 llegamos a la conclusión que la positividad de los estudios después del tratamiento médico fue mayor para la giardia y la ameba, demostrando una vez más que la efectividad de la curación de estas entidades es multifactorial, por lo que hay que incidir al unísono en cada uno de ellos. Similares cifras fueron obtenidas en varios estudios realizados anteriormente (16-28) en nuestro país y países desarrollados.

Curación de los pacientes según la clasificación del parasitismo (mono o poliparasitados)

En la Tabla 10 se puede observar la curación de los pacientes parasitados después del tratamiento médico. 
- La Tabla 10 refleja el número de pacientes no curados a pesar del tratamiento. En el caso de los monoparasitados persistieron infectados la mitad de los casos tratados. En los poliparasitados lograron la curación más de la mitad de los casos. Como una observación personal aunque no estaba recogida en el Protocolo de la Investigación pudimos apreciar que individualmente algunos de los enfermos presentaron resistencia a los fármacos comúnmente utilizados. También consideramos que la persistencia de los factores de riesgo, a pesar de la labor educativa, puede haber influido en estos resultados. Similares resultados obtuvieron varios investigadores recogidos en informes de la OMS y OPS en el 2001(29-33)

TABLA 10: Curación de los pacientes según la clasificación del parasitismo
PARASITISMO INTESTINAL EN NIÑOS DE 0-5 AÑOS NO INSTITUCIONALIZADO.
EPIDEMIOLOGIA.
POLICLINICO “Ernesto Guevara”
Septiembre de 2004 a Octubre de 2005

Fuente: Encuesta

Actividades educativas realizadas a los pacientes parasitados y su influencia sobre su curación.

En la Tabla 11 como podemos ver de los pacientes curados potencializamos una vez más la importancia de la modificación de los factores de riesgos para estas enfermedades y no sólo la terapéutica- farmacológica.

TABLA 11: Actividades educativas realizadas a los pacientes parasitados y su influencia sobre su curación
PARASITISMO INTESTINAL EN NIÑOS DE 0-5 AÑOS NO INSTITUCIONALIZADO.
EPIDEMIOLOGIA.
POLICLINICO “Ernesto Guevara” de Niquero
Septiembre de 2004 a Octubre de 2005.

CONCLUSIONES
1. Los niños más afectados por el parasitismo intestinal fueron los de 4 y 5 años, predominando el sexo masculino.
2. Los parasitosis más frecuentes fueron por Giardia Lamblia y Entoameba Histolytica.
3. El monoparasitismo predominó sobre el poliparasitismo.
4. El percápita familiar inferior a 100 pesos y el nivel de instrucción secundaria y primaria resultaron influyentes negativamente en los niños afectados, así como factores epidemiológicos como la ingestión de agua no tratada, la mala higiene personal y de los alimentos y la disposición adecuada de excretas y residuales líquidos.
5. El comportamiento clínico de estas parasitosis resultó acorde con lo reportado en la literatura.
6. Los parásitos más resistentes al tratamiento médico fueron la Giardia Lamblia y Entoameba Histolytica. Los poliparasitados tuvieron mayor por ciento de curación.
7. Influyó negativamente en la curación la no modificación de los factores de riesgo.

RECOMENDACIONES
- Recomendamos que los resultados obtenidos en este trabajo sean discutidos en la Comisión Municipal de Higienización para lograr una acción intersectorial en el Programa de Parasitismo Intestinal de nuestro municipio. 
- Recomendamos la necesidad imperiosa de hervir el agua potable, por toda la población de la comunidad.
- Recomendamos la adecuada disposición de residuales líquidos y sólidos .
- Recomendamos la modificación de todos los factores de riesgo que influyen decisivamente en la curación del parasitismo intestinal en los pacientes enfermos y en el resto de la población, intensificando la labor educativa.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1. Mahmoud Adel AF. Infecciones parasitarias. En: Berhman R.E.; Vaughan M.D.; Nelson Waldo E. Tratado de Pediatría. Vol 10. Madrid: Editorial Interamericana; 1992. p 863-870
2. Kafort CN; Azubike CN. Studies in intestinal parasitics diseases agent in stool of people in a rural area of Nigeria West. Med Clin (Barc) 1992; 11(2):106-110
3. Llanio Navarro R. Gastroenterología. Manual de Procedimiento de Diagnóstico y Tratamiento. La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 1989; 128-146.
4. Organización Mundial de la Salud. Enfermedades Parasitarias Intestinales. Informe del Comité de Expertos de la OMS. Ginebra: OMS; 2002. Serie de Informes Técnicos: 327
5. Espinosa Álvarez R; Doval Hernández M. Parasitismo Intestinal. En: Temas de Medicina Genera Integral. Vol II, La Habana. Ed: Ciencias Médicas, 2001. 
6. Llanio Navarro R. Parasitosis intestinal. La Habana: Ed. Pueblo y Educación, 1988 
7. Núñez Hernández F. Trichuriasis en Cuba. Rev. Cubana Med Trop, 1998; 45 (1): 45-48 
8. Vázquez AM. Fagocitosis de levadura por polimorfonucleares. Neutrófilos en niños con Giardiasis. Rev. Cubana Pediatría. 1997; 5 (2): 131-137
9. Riverón Corteguera R. Etiología bacteriana y parasitaria de las enfermedades diarreicas agudas. Rev. Cubana de Pediatría. 1999; 62 (5): 718 -727
10. Fragoso Arvelo T. Propuestas de clasificación de la repercusión intestinal de la Giardiasis. Rev Cubana Med Tropical, 998; 38 (2): 223-8
11. Díaz A . Intestinal Infection by parasites in school children of region Chile. Bol Chil Parasitol 1998; 45 (3,4): 86-91
12. López JL. Algunas características psicosociales del individuo con predisposición a Trichuris trichura. Rev Cub Med Trop. 1995; 45 (3): 180-185
13. Páez de Mourad, Calchi La Corte. Prevalencia de parásitos intestinales en alumnos preescolares IMSD. Municipio de Maracaibo, Estado Zulia, 1998; 22 (1-4): 45-50
14. Díaz A, Chourio G, Barrios C, Díaz D, Finol R, Enteroparasitosis in Yukpas ethnic communinities of Zulia State. Kasmera, 1999; 22 (4): 1-27
15. Díaz Fernández L; Mendoza Sánchez M; Izquierdo Estévez A. Diarrea persistente. Algunos factores de riesgo. Rev Cubana Pediatría. 1999; 71 (1): 23-7
16. Álvarez Duany J. Metodología de la Investigación en las áreas de las ciencias de la Salud Pública y la Biología. Primera edición. México. Editora Universitaria de la Universidad Autónoma de México (UNAM). 1980; p: 116-134
17. Núñez FA González OM Bravo JR et al. Parasitosis intestinales en niños ingresados en el Hospital Universitario Pediátrico del Cerro, la Habana Cuba Rev. Cubana Med. Trop. Fonlinej ene-abr 2003 vol. 55 no. 1 acceso 13 Mayo 2004 p. 19-26.
18. Mendoza D. Núñez FA Escobado A. Pelayo L et al. Parasitosis Intestinales en Círculos Infantiles de San Miguel del Padrón Ciudad habana, 1993 Rev. Cubana med. Trop 200153(3) 189-93.
19. Jordan B. Martín J. Mehta KD British national formulary. 43 th edificio. United Kindom. British medical association 2003p. 310-324.
20. Calvo Barbado DM Cires Pujol M. Cruz Barrios MA Delgado Martines I, Freijoso Santiesteban E. Perez Peña j Formulario nacional de medicamentos. La Habana Cuba. Editorial Ciencias Medicas, 2003.
21. Gilbrt DN, Moellering RC, SANDE MA. The Sanford Guide to Antimicrobial Therapy 2000. 30 th ed .Antimicrobial therapy, inc United States of America . 2000
22. Abramowicz M, Zuccotti G. Drugs for parasitic infections. The Medical Letter. 2002
23. Braley JS, Nelson JD. Pocket Book of Pediatric Antimicrobial Therapy. 15 th edition. USA. Willians & Wiikins ; 2002-2003.
24. Cunha BA. Antibiotic essentials. New York, USA. Physicians´press, 2003.p.205-210.
25. Escobedo AA, Ñuñez FA, Moreira I, Vega E, Pareja A, Almirall P. Arandomized trial comparing mebendazole and secnidazole for the treatment of giardiasis. Annals of Tropical Medicine & Parasitology 2003; 97(5):499-504
26. Sadjjadi SM, Alborzi AW, Mostovfi H. Comparative clinical trial of mebendazole and metronidazole in giardiasis of children. Journal of Tropical Pediatrics 2001.47(3):176-8
27. Albonico M, Bickle Q, Ramsan M, Montresor A, Savioli L, Taylor M. Efficacy of mebendazole and levamisole alone or in combination against intestinal nematode infections after repeated targeted mebendazole treatment in Zanzibar. Bull World Health Organ. 2003;81(5):343-52
28. Toma H, Sato Y, Shiroma Y, Kobayashi J, Shimabukuro I, Takara M. Comparative studies on the efficacy of three anthelminthics on treatment of human strongyloidiasis in Okinawa, Japan. Southeast Asian Journal of Tropical Medicine & Public Health 2000 Mar;(1):147-51.
29. Organización Panamericana de la Salud. Manual de comunicación social para programas de promoción de salud de los adolescentes. OPS/OMS/ Washington; D.C. Fundacion W.K.Kellogy.2001.
30. Organización Panamericana de la salud. Manual de monitoreo y evaluación. OPS FNUAP no 3 2001:311-6
31. Department of Health and Human Services. School Heaith Programs: An investment in Our Nation´s Future 2001. Centers for Disease Control and revention. (CDC) Atlanta.
32. Kornofalt R. Survey of the pre-school child health surveillance programme in Swden. Acta Paediatr 2000;89(434 Suppl):2-7
33. Aguilar J, Cumba C, Ojeda M, Hernández M, Perez D. Sistema de vigilancia en salud escolar. Quinto informe. Boletín electrónico. Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología. Ciudad Habana. Julio 2000.

UNIVERSIDAD MEDICA “CELIA SANCHEZ MANDULEY”
Policlínica Docente “ERNESTO GUEVARA” Municipio Niquero.
Provincia Granma. Cuba

AUTORES:
Dra. Anielka García Rodríguez.
Dra. Bárbara Besut Guevara.Especialista de Primer Grado en Pediatría
Dr. Miguel A. Serra Valdés. Especialista de 2do. Grado. Profesor.
Lic. Donaidi Fernández Nuñez. Licenciado en Psicología

Articulos relacionados:
Morbilidad por enfermedad diarreica aguda (EDA). Hospital “Juan Manuel Márquez”. Media Luna - 2005
Resumen:
Se realizó un estudio descriptivo retrospectivo de corte transversal con el objetivo de conocer el comportamiento de algunas variables de la Enfermedad Diarreica Aguda en...
Experiencia en el tratamiento de la anemia severa en el curso del Paludismo Complicado
Resumen:
Se realizó un estudio de algunos aspectos significativos en el tratamiento de la anemia severa, en el curso del Paludismo, en África sur zariana. Se presenta, la experien...
Infeccion Urinaria (ppt)
Resumen:
Invasión del tracto urinario por gérmenes que sobrepasan los
Mecanismos de defensa del huésped.
Se expresa por bacteriuria más leucocituria y/o piuria.
EL Ejercicio Físico un tema de actualidad
Resumen:
Se realiza un breve bosquejo histórico sobre el ejercicio físico y su utilidad terapéutica, se hace hincapié en su efectividad que ha sido demostrada en los momentos actu...
La Piel
Resumen:
La curación de las heridas depende de la capacidad de la piel para regenerar epitelio, reparar tejido conjuntivo y de sostén. Se trata de un fenómeno complejo en el cual...
Copyright © 2011 ilustrados.com, Monografias, tesis, bibliografias, educacion. Tofos los temas y publicaciones son propiedad de sus respectivos autores ©